CuerpaDerechosDestacadas

Tratamiento hormonal: desde hoy, un derecho

Una resolución publicada en el Boletín Oficial y firmada por el secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, incorpora el tratamiento hormonal al Programa Médico Obligatorio (PMO) de los servicios públicos y privados. ¿Cuál es mirada de la comunidad trans santafesina?

Autora: Gisela Curioni

De acuerdo con la resolución 3159/2019, "la identidad de género reconoce la garantía personal a la identidad de género de las personas, entendida como la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. Esto puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido”. Así detalla el Boletín Oficial publicado este jueves y firmado por la Secretaría de Salud de la Nación que comanda Adolfo Rubinstein.

A través de su artículo 11, "se garantiza el acceso a los tratamientos hormonales integrales como parte del derecho al libre desarrollo personal y establece que dichos tratamientos quedan incluidos en el Programa Médico Obligatorio (PMO). Los servicios de salud, tanto del sistema público como de los sistemas privado y de seguridad social, deben incorporarlos a sus coberturas, garantizando en forma permanente los derechos reconocidos por la Ley 26.743".

En la publicación, se establece que: "El decreto 903/15, a través del artículo 1, del Anexo 1, define como tratamientos hormonales integrales a aquellos que tienen por finalidad cambiar los caracteres secundarios que responden al sexo gonadal, promoviendo que la imagen se adecue al género autopercibido" y es por ello que "se tendrá que prescribir y suministrar los medicamentos y/o tratamientos para hormonización con una cobertura del 100% a demanda de las/os beneficiarias/os, en el marco de la atención primaria de la salud, a través de los prestadores de servicios".

Además, aclara que "no se trata de un procedimiento estético sino que se enmarcan en el acceso efectivo al derecho a la salud, es decir, en el proceso de constitución corporal e identitario, el libre desarrollo personal y el derecho a la vida".

Leer también »  Histórico: el cupo laboral trans es ley en Santa Fe

Reclamos desde la ley de identidad de género

En diálogo con Periódicas, la presidenta de Miser Santa Fe y subsecretaria de Políticas de Diversidad Sexual de la provincia, Alejandra Ironici, manifestó que "el decreto debería haber salido cuando salió la Ley de identidad de género (Argentina), indistintamente de cuál sea la gestión de turno que esté cogobernado a nivel nacional. Lo celebro y festejo, ya que una cosa es que sea de palabra y otra que esté escrito; eso nos va a ayudar muchísimo en cuanto a las obras sociales, a la tercerización de lo que son las operaciones y los tratamientos hormonales. Son cosas que, por el simple hecho de no estar escritas, debíamos recurrir a un amparo judicial o a la justicia para que determine que la obra social te cubra algo que ya estaba enmarcado en la ley de identidad de género N°26.743".

Indicó que, además, "eso va a permitir que el gobierno nacional empiece a mandar a las provincias, a través de la Secretaría de Salud, lo que se habían comprometido al principio de la gestión; que era colaborar mandando las hormonas, los parches, los geles, las prótesis para las operaciones, acordar recursos con hospitales públicos para hacer las intervenciones de vaginoplastia y faloplastia, con lo que nunca hasta el momento han cumplido".

Bautista Stiefel, integrante de Translucidxs, le dijo a Periódicas que están "realmente esperanzados que esta resolución se implemente, así como debió cumplirse la ley de identidad de género. De esta manera, nos ahorraríamos disgustos y se solucionarían muchos de los problemas que se nos presentan día a día".

Al igual que Alejandra, Bautista remarcó que "la ley de dentidad de género ya establecía el acceso a intervenciones quirúrgicas totales o parciales y tratamientos hormonales totales o parciales tanto en los sectores públicos como privados. El gran problema acá es que nunca se cumplió, o por lo menos no en su totalidad. En el caso de los privados son pocas las personas trans que pudieron garantizar sin problemas el tratamiento o alguna operación. Una parte tuvo que luchar para que reconozcan su derecho y otras abandonaron en el camino accediendo a abonar una parte o su totalidad".

"Por otro lado, en el sector público tampoco se cumplió. No llegan prótesis, ni implantes, ni parches, ni hormonas, ni plata para cubrir los gastos. En la ciudad de Santa Fe sólo podemos acceder a las hormonas. Salud nivel 3 nos tenemos que ir a Rosario. No tenemos médicos, anestesistas, ni horas de quirófano", concluyó.

La resolución

Leer también »  "El Estado es nuestro proxeneta y asesino"
X