ActivismosDerechos

«El Estado es nuestro proxeneta y asesino»

Colectivos de personas trans organizaron una jornada para visibilizar sus derechos. Denunciaron un genocidio originado en el abandono estatal y familiar. Reclamaron políticas concretas en todas las áreas de inclusión.

52 años es el promedio de vida más bajo entre los países del mundo según un informe de las Naciones Unidas de 2018. Corresponde a Lesoto, un empobrecido territorio del continente africano. Pero llegar a esa edad es un lujo si sos una persona trans en Argentina, un colectivo que cuenta con una esperanza de vida cercana a los 28 años.

«Sin el silencio y la complicidad cínica de la sociedad no hubiéramos enterrado a 19 compañeras de todo el territorio nacional en lo que va de 2019, y 71 en el 2018: 90 en menos de dos años»,  comenzó el documento que se leyó desde la organización en la jornada por el Día de la Promoción de los Derechos de las Personas Trans, conmemorada durante la tarde de este lunes 18 de marzo.

Un centenar de asistentes acudieron al acto que tuvo lugar en la plaza 25 de Mayo, donde hubo radio abierta, talleres sobre infancias trans y proyecciones, en el marco de las coloridas banderas del colectivo LGTBQI y las diferentes agrupaciones que organizaron la actividad como: Corriente Lohana Berkins, MISER, ATTTA, Red Diversa Positiva, A Mesa Trans, Marcha del Orgullo, Mesa Ni Una Menos y Partido Comunista.

«Nuestro proxeneta es el Estado. Nuestro asesino también es el Estado. Sin recursos presupuestarios las políticas paliativas no alcanzan para sostener un proyecto de vida sustentable. El trabajo es la respuesta, nuestra dignidad no se negocia«, acordaron los diferentes colectivos que dieron voz al documento.

El doloroso exilio

«El apartheid social de las personas trans, travestis y no binaries comienza a temprana edad» describieron mientras detallaron las exclusiones que viven miembros de este colectivo desde la infancia. «Entre los 8 y los 14 años somos expulsades y empujades a la esclavitud sexual infantil como forma de supervivencia. ¿Qué sucede con las responsabilidades maternopaternales de esa familia que expulsa? ¿Qué sucede con la sociedad que atestigua en silencio el derrotero mortal de une niñe en situación de prostitución?¿Qué sucede con el Estado que no se conmueve, que no despliega mecanismos, que no contiene, no acompaña y no abraza?», cuestionaron. «La normalización de las esquinas como único lugar de habitación y muchas veces también de agenciamiento de la identidad autopercibida, se convierte en el rasgo que hila a las historias de las travestis, trans y personas no binaries en un gran macrorrelato común: el genocidio«.

Demandas

Las agrupaciones de personas trans propusieron diferentes políticas estatales para paliar los aplastantes efectos de la discriminación: educación sexual integral, acceso real de las personas trans y travas al sistema de educación a través de becas específicas, cupo laboral trans-trava en diferentes niveles estatales, un programa especifico de viviendas sociales para personas trans y travestis y la creación de un emprendimiento cooperativo de construcción, a nivel judicial patrocinio gratuito y reparación histórica para aquelles perseguides y encarcelades en los últimos años, capacitación en diversidad sexual para agentes de salud, tratamientos más saludables para acceder a la reafirmación de identidades, reconocimiento registral para las identidades no binarias.

«En sus manos está abolir la prostitución obligatoria como destino para las personas trans, travestis y no binaries. En sus manos está revertir la vergonzosa expectativa de vida de las travas y les trans santafesines. En sus manos está cambiar la historia para siempre«, concluyeron.

El acto finalizó con la actuación de la cantante Negra Niere acompañada por Meibel Giuranacci en guitarra y Emilio Lucero en percusión.

Voces de la plaza

  • «Si hubiera podido elegir no hubiera elegido ser discriminada, pero sí volvería a nacer trans», se escuchó la voz de Claudia Pía Baudracco, militante trans que falleció el 18 de marzo de 2012 y en cuyo homenaje se conmemora este día.
  • «Estoy acá defendiendo nuestros derechos, quiero trabajar para que avance el cupo laboral trans. No tenemos acceso en la ciudad a todas las necesidades de sanidad que tenemos. Queremos dejar de ser una foto de conveniencia para los políticos»,  Alejandra Gómez, única precandidata a concejala por la lista Unidad Ciudadana.
  • «Nos mueve apostar a una real esperanza de vida de les compañeres trans, que el cupo laboral sea una realidad efectiva, apostar a la unidad y lo colectivo, pensarnos sin excluir y terminar con los discursos de odio», expresó uno de los jóvenes que fue a acompañar la actividad.
  • «Repudiamos la persecusión policial, demandamos un Estado laico, la implementación de ESI y políticas antidiscriminatorias», se escuchó durante la radio abierta.

 

Crónica: Magui Artigues Garnier y Flor Torres
Fotografías: Titi Nicola
Redes sociales: Lucía Medina
Audiovisual: Carolina Robaina, Belén Degrossi