-ActivismosDestacadasGoces

El desafío de narrar(nos) en cuarentena

Les Fotógrafes Feministas de Santa Fe realizaron un desafío virtual donde invitaron a publicar fotos que retraten momentos de la cuarentena. Diversos modos de observar (y sobrellevar) la pandemia quedaron registrados en los nueve días que duró este challenge.

Autora: Lara Margaritini

"Qué ves cuando te despertás", "cómo se ve un abrazo", "algo de la cocina", "algo que se extraña", "lo más exterior que puedas llegar" y "la forma del caos" son algunas de las propuestas con las que Fotógrafes Feministas invitaron a participar del "foto desafío", como elles le dicen.

La iniciativa comenzó el lunes 23 de marzo y se sostuvo por nueve días, en los que fueron compartiendo las fotos de todes les que participaron. "Surgió porque estaba pensando en formas de divertirme en medio de toda ésta situación de cuarentena -cuenta Lara Margaritini, integrante de Fotógrafes Feministas-, entonces lo compartí con el grupo y pegó, les pareció una buena idea". La consigna del 24 de marzo la decidieron entre todes: "Retrato de la ausencia (30000 presentes)', nos pareció que importante que sobresalga del resto".

 

Ver esta publicación en Instagram

 

24/03 •Retrato de la ausencia ( 30.000 presentes)• . . Algunas fotos de nuestres fotógrafes 💜 Retratamos, hoy, la ausencia de los cuerpos que nos faltan para las fotos de las miradas que interpelaron a las madres y abuelas que nos marcaron la lucha, de las poesías que se rescataron en los encierros y oscuridades. Hoy, registramos ausencias de les 30 mil que no son números, son historias. Elegimos qué y cómo retratar. Porque registrar, nosotres sabemos, no es un acto parcial. Y para nosotres, las ausencias, hoy, desde nuestras casas/memorias SON PRESENCIAS. . . . Texto de nuestra @aguverano 💚 . . #fotodesafiocuarentena #quarentinephotochallenge #nuncamas #30000presentes

Una publicación compartida de Fotógrafes Feministas (@fotografesfeministas) el

Leer también »  Es momento de construir memoria digital #MarchemosEnInternet

Lara cuenta que Agu Girardo, integrante de Fotógrafes y diseñadora, "armó las placas para lanzar el desafío en Instagram y al otro día ya estábamos recibiendo entre 80 y 90 fotografías que diariamente compartimos en las historias". También destaca que quienes manejan la red social son dos personas y entre risas agrega "hacemos lo que podemos".

Del foto desafío participaron muches aficionades pero también fotógrafes que "se dieron a conocer entre un grupo de personas y eso siempre está bueno".

La galería completa de les fotógrafes y fotografías que participaron del desafío se encuentran en las historias destacas de Fotógrafes Feministas.

Narrar el tiempo muerto

La pandemia del coronavirus obligó al gobierno nacional tomar la medida de aislamiento social preventivo y obligatorio. Este escenario inédito encontró a millones de personas encerradas en sus casas (les que tienen, porque no son todes) y frente a un montón de tiempo disponible. "Creo que el #fotodesafiocuarentena pegó bastante porque todes estamos viendo cómo pasar el tiempo muerto, éste 'mientras', como dijo Darío Sztajnszrajber, al respecto del confinamiento pandémico", reflexiona Lara y agrega: "Lo interesante de este tipo de challenges/desafíos, es que te obligan a llevar la noción del tiempo, porque hay una consigna por día, como un almanaque lúdico dentro de ésta pausa en la que estamos".

En los primeros días del aislamiento, las redes gritaron mensajes en relación al tiempo libre y casi una presión a ser productives con nuestras rutinas. Al pasar los semanas, aparecieron desafíos o propuestas para también convivir con la incertidumbre y a su vez surgieron los duelos de planes para el 2020. "La noción del tiempo se termina perdiendo entre tanto encierro y ausencia de rutinas, y eso está bueno aprovecharlo también, dejar de pensar en la productividad del tiempo. No todo puede ser productivo en cuarentena, no todes podemos ser productives" analiza Lara y cierra: "Por eso el desafío empezó y terminó, en éste caso, en nueve días".

Nosotres nos narramos

La agrupación, que reúne a una veintena de fotógrafes de Santa Fe, surgió de los encuentros a partir de la mesa Ni Una Menos. "Funcionamos un tiempo dentro de la asamblea pero luego nos independizamos, sabiendo y dejando en claro que nuestro material es público y libre, siempre y cuando se respete la autoría, que puede ser grupal o personal" cuenta Lara. "El motor de unirnos fue la necesidad de que nuestro trabajo sea valorado. La forma que tenemos de retratar las luchas, y la mirada subjetiva con la que hacemos las coberturas es algo único porque somos protagonistas".

Leer también »  CC: Te quiero libre

En la ciudad, la mayoría de los técnicos audiovisuales o fotógrafos que trabajan en medios de comunicación son hombres. En relación a esto, Lara explica que "si bien algunos han tenido actitudes reprochables en coberturas de marchas y diferentes eventos de la agenda feminista, no tienen la culpa de que los canales, las productoras, los periódicos y toda la mass media de la ciudad, no contrate a técnicas mujeres ni personas del colectivo LGBTTIQ+".

Sobre la mirada del mundo que los medios construyen y reproducen Lara se pregunta: "¿Se dieron cuenta que la educación visual que adquirimos a lo largo de la vida con sólo ver el informativo y leer noticias, es a partir de imágenes encuadradas por hombres? Ésto no necesariamente está mal, solamente es un muy poco diverso punto de vista. Es bastante discriminador al no establecer un cupo real de diversidad de géneros". Les Fotógrafes Feministas de Santa Fe detuvieron allí su mirada y se posicionaron políticamente: "Nosotres nos narramos. Por eso en nuestro Instagram van a encontrar nuestra forma de contar ésta (nuestra) historia, una narración desde la mirada subjetiva y empapada de les protagonistas".

Leer también »  Faltan periodistas mujeres en los medios locales

En relación a las las acciones que realizan como colectivo, Lara describe: "Generalmente ideamos propuestas para interactuar con la gente que concurre a las marchas o eventos, creamos material performático. Por ejemplo las gigantografías de las miradas de víctimas de femicidios, pegadas en la calle, que han generado gran impacto, o las mismas miradas en tamaño antifaz, que repartimos para hacer retratos durante la marcha de Ni Una Menos. Todo ésto interpela y genera un diálogo con nuestres compañeres de lucha y con la sociedad".

Con respecto a los modos de contar a través de la fotografía Lara sentencia: "Queremos que se vea que acá estamos, que hay espacio para el diálogo y las personas que quieran participar, y, sobre todo, que nosotres nos narramos".

Leer también »  Con nosotres nunca más
X