Violencia machista

Herramientas contra la violencia de género

El miércoles se presentó en la Defensoría del Pueblo de Santa Fe el libro Abriendo Sentidos. Escrita por profesionales que trabajan en el organismo, la publicación tiene como objetivo prevenir la violencia contra las mujeres.

Las psicólogas Carolina Asensio y María Florencia Rodriguez junto a las trabajadoras sociales, Silvia Nadalich y Eliana Desiré Stival conforman el equipo de trabajo del Centro de Atención a la Víctima de la Defensoría del Pueblo. Ellas afrontan cotidianamente el desafío de intervenir en situaciones que demandan su asistencia. Abriendo Sentidos es el reflejo de ese trabajo en conjunto y una recopilación de acciones concretas para la lucha contra la violencia de género. Con el antecedente de Reescribiendo Historias, realizado por Asensio y Nadalich, Abriendo Sentidos tiene el formato de una caja de herramientas para la intervención social. Después de la presentación oficial, las autoras hablaron con Periódicas sobre la propuesta.

Florencia Rodriguez, Carolina Asencio, Silvia Nadalich y Desiré Stival: autoras de Abriendo Sentidos

“Esta publicación parte de nuestra experiencia en trabajo interdisciplinario. Creemos en el dispositivo grupal. Es una muy buena manera de tramitar la problemática”. En equipo relatan, con ampliaciones, explicaciones y detalles, los contenidos del trabajo: “lo novedoso de este libro y lo que buscábamos lograr es que sea instrumental y operativo. Básicamente contiene técnicas para abordar y trabajar los distintos ejes temáticos que nosotras consideramos importantes para empezar a ver críticamente la violencia de género y desmontarla”.

Los ejes temáticos propuestos son: estereotipos, mitos, género, vínculos, emociones, comunicación, sexualidad, proyectos y cambios, derechos. “Todos ellos son instrumentos para introducirnos en la temática, para desmenuzarla y profundizarla”, afirman las profesionales. Luego de una breve deliberación, coinciden en identificar el punto más involucrado en la problemática a enfrentar: “en los grupos de abordaje y en la atención diaria vemos a la violencia en sus distintas manifestaciones: psicológica, física, económica, sexual. Los estereotipos son una constante en todos esos tipos de violencia”.

Juntas, acuerdan en que la demanda de ayuda ha crecido: “hay más frentes de lucha que contribuyen a la visibilización de situaciones de violencia que antes estaban naturalizadas. Hoy, más mujeres se plantan frente a esto, se animan y piden ayuda”. Entienden, también, que hay una mayor complejidad en las situaciones, una vulnerabilidad profunda en ciertos sectores y una consiguiente necesidad de “interinstitucionalidad”. “Es muy difícil plantear soluciones de modo fragmentado”. Involucradas en el tema, entienden que la caja de herramientas también les sirve a ellas y, en general, a quienes las aplican. “Es una propuesta metodológica lúdica para pensar y pensarnos”, subrayan.

En la introducción del libro se expone su marco teórico. Se trata de entender que la educación popular y la perspectiva de género son las bases desde las que se aborda el material. “La idea es que pueden acceder a la publicación todos los que lo necesiten”, agregan. Aunque surgido de la experiencia con grupos de mujeres, sus destinatarios son quienes realicen trabajo grupal sin limitaciones de género, edad o formación. “Es de fácil acceso y comprensión. Las actividades se pueden adaptar al grupo. Los ejes no tienen por qué trabajarse en el orden propuesto y es posible abordarlo en un solo encuentro o en un proceso continuado. El carácter flexible es algo que tuvimos en especial consideración. La idea es abrir sentidos que rompan con los modos más tradicionales y hegemónicos”.

Portada de Abriendo Sentidos – Foto: Gisela Curioni

Disponible en formato físico en la sede de la Defensoría del Pueblo, Abriendo Sentidos estará digitalizado en la sección publicaciones de www.defensoriasantafe.gob.ar.