_ActivismosDestacadas

Trabajadores de la basura en cuarentena: exclusión y riesgo

Laura Sterli es militante del Movimiento de Trabajadores Excluidos e integrante de la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores. En diálogo con Periódicas se refirió a la situación del sector en el marco del aislamiento social y a la particular vulnerabilidad de las mujeres.

Gentileza de Laura Sterli

La situación de aislamiento obligatorio afectó especialmente a las actividades informales. Entre ellas se encuentra el sector que trabaja en rubros vinculados al destino y tratamiento de la basura: cartoneros, carreros, recicladores. Laura Sterli es miembro militante de la Federación que los agrupa (FACCYR) y del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE). En ese carácter habló con Periódicas sobre las dificultades del momento y su incidencia en las mujeres, quienes conforman un amplio porcentaje del total de trabajadores del rubro.

Integración y objetivos del sector

“Es muy importante para nosotres les militantes y para les compañeres de base que se conozca la Federación ya que es la herramienta reivindicativa que les trabajadores cartoneres y carreres creamos para la defensa de los derechos y el reconocimiento del valor ambiental y social de la labor que desarrollamos”. Laura explicó que la organización nuclea a trabajadores cartoneros, carreros, recicladores y recuperadores urbanos de todo el país. Estas actividades se encuentran generalmente organizadas en cooperativas o formas asociativas similares.

Laura Sterli señaló a Periódicas el objetivo de la organización. “Impulsamos que en todas las jurisdicciones del país se termine con el negocio corrupto y anti cartonero del reciclado en manos privadas y fomentamos la implementación de un sistema de reciclado público, cogestionado entre el Estado y las cooperativas. Exigimos el reconocimiento de los trabajadores cartoneros organizados en cooperativas como únicos y exclusivos prestadores del servicio de recuperación, clasificación y acondicionamiento de residuos sólidos urbanos secos domiciliarios y de grandes generadores”.

La situación en Santa Fe

En lo que refiere a la ciudad de Santa Fe, la entrevistada señaló que se ha presentado en los últimos dos años el proyecto de cogestión de residuos sólidos urbanos elaborado por la Federación. Y destacó los logros obtenidos con el sistema en CABA, adonde “se logró reducir un 25% el volumen enterrado en el CEAMSE”.

Un párrafo aparte merece la situación de las mujeres, quienes según explicó Sterli, son parte fundamental en esta actividad. “La mayoría está en la calle 'cirujeando' contra viento, lluvia, frío, calor y, sobre todo, contra la exclusión de una sociedad que les da la espalda por ser pobres. Las mujeres cartoneras, muchas veces son quienes, además se hacen cargo de la separación y limpieza del material reciclable, tarea que se realiza en los mismos hogares”. Asimismo, destacó la doble exclusión: “Primero por ser pobres y segundo por ser mujeres" y el mayor peso laboral que ellas sufren. "Son las que en el 87% se hacen cargo de las tareas de cuidados del hogar pero también de la comunidad, siendo quienes atienden los comedores y merenderos”.

Gentileza de Laura Sterli
Leer también »  Cómo colaborar con organizaciones barriales

El verdadero aislamiento

¿Qué ocurrió con la actividad a partir de la declaración del aislamiento obligatorio?

-Esta actividad, a partir de la cuarentena obligatoria se vio paralizada casi en su totalidad al principio. La imposibilidad de salir de sus casas e incluso de sus barrios se sumó al parate total del comercio y la industria. La mayoría trabaja recolectando cartón domiciliario y de los comercios. Los galponeros (aquellos intermediarios que compran el cartón a $6 a nuestres compañeres y lo venden a $12) cerraron sus puertas. Les que las volvieron a abrir en las últimas semanas compraban el cartón a la mitad del precio del que lo estaban comprando antes de la pandemia. Además, muches compañeres que intentaron salir a cartonear tuvieron problemas con la policía. No sólo los detenían si no que, sumado es esto, les sacaban sus elementos de trabajo.

¿Cuantas personas aproximadamente están sin trabajo? ¿Cuáles son las actividades más afectadas?

-Según datos de RENABAP (Registro Nacional de Barrios Populares) en la ciudad de Santa Fe hay alrededor de 2000 personas dedicadas al cartoneo que en este momento se encontrarían en esta situación de emergencia, desprovistos de su medio de subsistencia. Las actividades de la economía popular se vieron afectadas casi en su totalidad.

Formación de promotoras ambientales. Gentileza de Laura Sterli

Las mujeres, un grupo vulnerable

¿Se conoce cuántas de ese total son mujeres?

-Lamentablemente falta un registro provincial y/o municipal que nos devuelva no sólo la cantidad de mujeres que se dedican a esta tarea si no también, en detalle, particularidades de la actividad y la vida de nuestres compañeres. Eso posibilitaría promover, en mayor y mejores términos, políticas públicas que mejoren su situación de vida.

¿Cuál es tu reflexión o reclamo particular como mujer vinculada a una actividad parada en este momento?

-La situación de las mujeres de la economía popular en medio de la cuarentena es otra vez de doble exclusión y doble peligro. La minoría que trabaja fuera de su casa se está viendo imposibilitada de hacerlo, quedando en términos económicos completamente desamparadas. Aquellas a cargo de cuidados comunitarios, están atendiendo merenderos y comedores en lugares con poco espacio para cuidar y cumplir con las exigencias sanitarias recomendadas en contra del virus. Y las que en mayor peligro se encuentran son las compañeras encerradas con quien las violenta en hogares que sufren de hacinamiento, sin contar con los medios y ayuda necesaria para denunciar y poder salir de ese lugar que les puede provocar la muerte.

Leer también »  Informe especial: Coronavirus, género y el impacto en Santa Fe
Gentileza de Laura Sterli
X