DestacadasGoces

Rocío Fernández Doval presenta su poemario Rumi

De la pirámide invertida a la poesía. Así, en síntesis extrema, podría resumirse el camino de Rocío, la comunicadora social paranaense que presenta sus poemas en un libro titulado Rumi. En tiempos de aislamiento, el formato elegido para la presentación es audiovisual y el medio, las redes sociales.

Rocío Fernández Doval es licenciada en comunicación social. Nació y vive en Paraná. Es docente e integrante del Área de Comunicación Institucional en la Facultad de Ciencias de la Educación (FCEDU) de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER). Escribe en revista Charco e integra la cooperativa cultural Antílope. El paso de la comunicación periodística a la expresión poética llegó a través del taller dirigido por Rocío Lanfranco. El resultado es Rumi, un poemario que será presentado a través de una serie de videopoemas. Las piezas audiovisuales estarán disponibles a partir del viernes 22 de mayo en las redes sociales de Ana Editorial y Antílope.

Rocío Fernández Doval

“Si me preguntaras por qué estudié comunicación en principio te diría que es porque me gusta escribir”, cuenta Rocío a Periódicas. El relato de la historia previa a la carrera incluye una niña que empezó a escribir ni bien supo leer y una adolescente que en esa “perturbación constante” de la edad redactaba desde una mirada no ficcional diarios íntimos y cartas. “Durante mucho tiempo estuve conectada con el área más periodística de la escritura -continúa-, con cosas menos gratas como la pirámide invertida. Me había alejado de la parte más placentera y después la fui reencontrando a través de la crónica, ese cruce entre la literatura y el periodismo”.

La magia de lo breve

En la charla con Periódicas, Rocío se refiere a la música que todo texto tiene, algo que en la poesía es más notorio, más rítmico. Ese forma de escritura apareció en ella tras haber abordado otras. “Surgió después de algún desamor -señala-. Debe haber algún motivo por el cual empezamos a cortar los versos, a necesitar el pulso de la poesía”. En 2019, en el taller de la poetisa Rocío Lanfranco, comenzó a gestarse lo que sería Rumi. Aún antes de escribirla, la poesía acompañaba a Rocío Fernández Doval como lectora. “Siempre me gustó esa magia contenida en lo breve, esa hermosa posibilidad de llegar a lugares profundos diciendo poco”.

En el prólogo de Rumi, escrito por Lanfranco, se anticipan los temas eje del libro: "¿Qué mira Rocío antes de darnos estos veinte poemas como quien ofrece veinte hebras de un hilo? Entre otras cosas: al ser y al paisaje, es decir a la madre, al río, a las flores de las casas conocidas y las flores desconocidas de los viajes; al amor y a sus finales, a la soledad, la otredad, la nosotredad".

Consultada sobre esos temas, sobre su búsqueda o surgimiento natural, Rocío relata: “En el taller trabajamos desde el principio la búsqueda del tema. Es como la búsqueda de tu voz si vas a cantar. No es que haya que inventarlo, empieza a surgir a partir de lo que se va escribiendo. Aparecen conexiones, elementos que se reiteran”. En su caso, así se lo hicieron notar, también había temas recurrentes. “Me empezaron a decir que yo escribía mucho sobre plantas. Como si en las plantas yo encontrara referencias a las mujeres de mi familia y a la conexión con la vida”.

Portada de Rumi

Además de esas mujeres a las que remiten las plantas, hay otras vinculadas al libro, su génesis, edición y presentación. La portada de Rumi está realizada por la artista visual Elina Aguilar. “Cuando empezamos a reunirnos hablamos de los textos, de los temas que van atravesando el libro: la casa, la niñez, el crecimiento. Y en las referencias se me ocurrió relacionarlo con las casitas de las plazas. Son muy comunes acá en Paraná y a mí me encantan, me parecen cosa de cuentos”.

Una presentación en aislamiento

Rocío cuenta a Periódicas que Rumi se iba a presentar el 18 de abril con un set en vivo de la clarinetista y artista sonora Jenny Ramirez Osorio, lectura de poemas y audiovisuales a cargo de la realizadora Floriana Lazzaneo. “Queda suspendido hasta que lo podamos hacer. No nos resignamos a que no se haga”, señala. La pandemia y el aislamiento impusieron una reformulación. Así surgió la idea de una serie de videopoemas disponibles a partir del viernes 22 de mayo en las redes de Ana Editorial y Antílope.

Rumi se puede conseguir a través de la web www.anaeditorial.com en formato digital y papel, con envíos a todo el país y entregas a domicilio en Paraná y ciudades cercanas. Así es posible acceder a la poesía de Rocío Fernández Doval, hecha de vivencias y sensaciones personales en cuya lectura podemos encontrarnos y recrearnos.

Vuelvo a casa en el 8

cruzo mi ciudad chica de noche

con el corazón enredado

en una canción

de ciudad grande

las luces

el filo de las esquinas

la primera noche de frío

del otoño lento

me gusta la tristeza

de la terminal, incluso

la belleza horrible

de una fila de taxis

en la ochava brilla un cartel

que anuncia Panadería

sin nombre,

no hace falta

sabremos qué buscar

y eso me da fe

algo tibio

habrá en la mañana

 

Rocío Fernández Doval: "Vuelvo a casa en el 8" incluido en Rumi

X