_ActivismosDerechosDestacadas

El colectivo LGBT reclama políticas de diversidad sexual

Organizaciones sociales, asociaciones civiles, centrales sindicales y activistas independientes de la provincia de Santa Fe conformaron la Asamblea Permanente por los Derechos de las personas LGBTI+ para hacer un llamado de atención público frente al retroceso en materia de políticas para el colectivo en la nueva administración del gobierno provincial.

Autora: Gise Curioni

Para la Asamblea de la Diversidad Sexual de Santa Fe, el retroceso de las políticas integrales que garantizaban derechos e inclusión del colectivo LGBTI+ comenzó con el desmantelamiento de la Subsecretaria de Políticas de Diversidad Sexual, la desvinculación de trabajadores de trayectoria, la discontinuidad de programas de asistencia e inclusión en marcha a diciembre de 2019. Advierten que esta situación se incrementó por el impacto que el Covid-19 tiene sobre el colectivo de lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersex y de personas de otras orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género.

Exponen un trato desigual e invisibilizatorio por parte de la Secretaría de Estado Igualdad y Género de la Provincia de Santa Fe y desinterés en fortalecer la articulación con las organizaciones LGBTI+ territoriales en un momento de profunda crisis económica y sanitaria que afecta severamente al colectivo.

Les integrantes de la Asamblea Permanente por los Derechos de las personas LGBTI+ entienden que la crisis desatada por la pandemia del Covid-19 y las medidas de aislamiento social contribuyen a profundizar una emergencia sanitaria que pone de manifiesto las desigualdades estructurales, que multiplica la violencia heterosexista y que deja en evidencia la falta de políticas públicas sensibles para nuestro colectivo por parte de las administraciones de municipios, comunas y provincia que sean inclusivas.

Leer también »  Las grandes ausentes en el Día del Trabajo

Destacan que la negativa de llevar adelante programas serios y articulados de trabajo que tengan en cuenta la realidad cotidiana de la comunidad LGBTI+ expone a lo peor del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, a la incertidumbre, a la inseguridad alimentaria y habitacional como nunca antes.

Las diferentes organizaciones sociales y de la sociedad civil coinciden en el detrimento del vínculo institucional en un contexto de emergencia sanitaria y en cuarentena, que afecta de manera directa el trabajo social y la ayuda que proporcionan a los sectores de mayor necesidad del colectivo: trabajadores de la economía informal, trabajadores sexuales, personas en situación de prostitución, personas trans y género variable, adultes mayores LGBTI+, personas viviendo con VIH, entre otres.

Desde la Asamblea sostienen que los activismos y espacios desempeñan un rol clave de monitoreo de políticas públicas a la hora de enfrentar los efectos cotidianos ya no sólo del odio, sino que además, de la pandemia y el confinamiento. Manifiestan también que se ven obligades a atender necesidades extremas a través de colaboraciones voluntarias, donaciones de alimentos y ayudas mínimas que no alcanzan a llevar alivio de ninguna manera.

Leer también »  Mujeres trans se organizan contra el hambre

Les activistas de la Asamblea permanente destacan que es importante seguir fortaleciendo las redes de acción política, a organizarnos colectivamente para que se garanticen las agendas de educación, trabajo y salud pendientes para la diversidad sexual por parte de las áreas responsables, para aclarar los alcances técnicos de los recursos presupuestados del Decreto 2332 para el desarrollo de programas, para que se recurra a un Concejo Asesor de Políticas de Diversidad Sexual entre otras.

Reclamos y exigencias

Frente a la pandemia global por coronavirus y la respuesta Estatal para la población LGBTI+, las organizaciones y activistas independientes que integran la Asamblea de Diversidad Sexual exigen al gobernador de la Provincia de Santa Fe, Omar Perotti, al ministro de Justicia, Derechos Humanos y Diversidades, Esteban Borgonovo, y a la secretaria de Estado de Igualdad y Género, Celia Arena:

  • Se recuperen los espacios institucionales específicos para la implementación de las políticas públicas en materia de diversidad sexual, y que establezcan un contacto directo y efectivo de parte de los organismos gubernamentales con las organizaciones sociales y políticas de la diversidad sexual en todo el territorio provincial, sin exclusiones de ningún tipo.
  • Se implemente un programa de ayuda alimentaria que contemple a todas las identidades que intefran la disidencia sexual de manera urgente.
  • Se asegure un salario de emergencia igual a la canasta básica para aquellos sectores más castigados, poblaciones de riesgo, personas trans, inmunodeprimides, víctimas de violencia sexual, trabajadoras sexuales, personas en situación de prostitución, victimas de trata, adultos mayores, entre otres.
  • En el marco de la aprobada ley de Necesidad Pública, se incremente de manera sustancial el presupuesto asignado a las políticas de asistencia promoción de derechos para la población LGBTI+, a fin que las áreas pertinentes cuenten con los recursos necesarios para dar respuesta a los desafíos que planta la pandemia.
  • Se proceda a la urgente implementación de la ley provincial de Cupo Laboral Trans, aprobada en noviembre de 2019 por la legislatura santafesina.

La Asamblea Provincial de la Diversidad Sexual invita a continuar pensando colectivamente un pliego de reivindicaciones a la altura de las urgencias y necesidades.

X