_DestacadasViolencia machista

Se complica la situación de Juan Valdéz en el caso Rosalía Jara

Comenzó la tercera jornada del juicio oral y público para el profesor Juan Valdéz, acusado del femicidio de Rosalía Jara en Fortín Olmos. Testigos del caso complicaron aún más la posición del acusado, quien se mostró impune ante sus víctimas.

Autora: Agustina Girardo l CC BY-SA 4.0

El pasado martes 7 de julio, se dio inicio al juicio oral y público donde se juzga la autoría de Juan Valdéz sobre el femicidio de Rosalía Jara, cometido el sábado 1º de julio de 2017 en Fortín Olmos, pequeña localidad del departamento Vera.

Se trata del juicio más relevante del norte santafesino: “Rosalía representa a un montón de otras mujeres que no han tenido la posibilidad de llegar a juicio y que incluso sus cuerpos no han aparecido, que no han encontrado a sus femicidas y de mujeres que estaban en las mismas condiciones de vulnerabilidad, pobres, de localidades pequeñas”, comentó la abogada querellante Carolina Walker a la Agencia Noticias en Vera. 

Según los alegatos a los que pudo acceder Periódicas, Walker hizo referencia al tribunal conformado por los jueces Gonzalo Basualdo -presidente- Norma Senn y Mauricio Martelossi y expresó: “Creo que es una oportunidad histórica de este tribunal para empezar a visibilizar la problemática, para cambiarla y que el Estado suba de una vez por todas políticas de prevención de crímenes de género. No podemos tolerar, independientemente que ahora estemos en medio de una causa muy compleja, que se demore tres años para la llegada de un juicio y que durante esos tres años una familia tan vulnerable como la de Rosalía quede en total soledad”.

La audiencia se reanudó, este lunes 13 de julio. Acorde avanza el juicio con las declaraciones de los testigos, la situación de Valdéz se complica en cada relato tanto de víctimas, como de los propios integrantes de su entorno familiar.

Leer también »  Rosalía Jara: Valdéz va a juicio

Inicio del juicio

En la primera jornada judicial, el fiscal a cargo de la investigación y representante del Ministerio Público de la Acusación, Gustavo Latorre, confirmó que solicitará la pena de prisión perpetua para el acusado y agregó que “se lo investiga por la autoría del delito de homicidio doblemente calificado por el vínculo. Y por haber sido perpetrado por un hombre contra una mujer mediando violencia de género”. 

Leer también »  Rosalía Jara: reclaman sus restos y pedirán perpetua para Valdéz

Por otra parte, el abogado querellante, Matías Pautazzo presentó sus alegatos donde expresó: “Probaremos, que con dolo homicida y con al menos un golpe en el pómulo izquierdo, Rosalía fue asesinada por Valdéz, trasladando y descartando su cuerpo en el campo”. Además hizo hincapié en que se probará, ”luego de escuchar a los numerosos testigos, peritos, informes técnicos, científicos” que el profesor es culpable de lo que se lo acusa. 

Walker también tomó la palabra e hizo referencia al contexto histórico en el que se da el inicio de este juicio y sostuvo la importancia de escuchar la voz de Rosalía, conocer la verdadera historia y entender que “el femicidio comienza mucho antes de ese trágico 1 de julio de 2017”

La abogada reforzó la idea de entender la situación de desigualdad de poder en la que se encontraba Juan Valdéz cuando comenzó a acercarse con intenciones sórdidas a Rosalía Jara, ocupando él, el rol de docente ante una niña de sexto grado: “Pero es necesario conocer la verdad histórica. Visibilizarla. Porque es la misma que sufren cientos de niñas y mujeres a lo largo y ancho de nuestra Argentina”.

Walker finaliza sus alegatos revelando una frase impactante: “Fíjense qué paradójico que estemos nombrando este caso como Rosalía Jara, y no como Juan Oscar Valdéz, su femicida”.

Testigos

En el juicio están citados más de 130 testigos, hasta el momento se conocen las declaraciones de alrededor de una veintena de personas. La primera en declarar fue Liliana, la madre de Rosalía. 

Otros de los testigos que ya han brindado su testimonio en la audiencia son Camila López Piedrabuena y las mellizas Yanina y Carolina Mansilla, amigas de la hijastra de Juan Valdéz, Macarena Folla. Las jóvenes confirmaron haber visto salir al acusado alrededor de las 22 del 1° de julio de 2017 de su casa. Las tres se encontraban en el domicilio por la relación de amistad que las unía con Macarena.

Macarena y Jeremías Folla son los hijastros de Valdéz. Ellos también brindaron declaraciones confirmando que a las 00 del día en que Rosalía desapareció, el acusado regresó a su vivienda. El detalle que describe la pareja de Macarena, Mariano Juanovich es que recuerda haber visto a Valdéz regresar de remera, situación que llamó su atención por ser un día muy frío. 

Varios testigos coincidieron en el relato al recordar que la noche de la desaparición de la joven, vieron un auto blanco en cercanías de la garita, donde se la vio por última vez con vida a Rosalía. A pesar de las declaraciones, ninguno de ellos pudo asegurar que se tratase del vehículo de Valdéz. 

Nuevos delitos

Este lunes, nuevas declaraciones en relación a la víctima confirmaron que el profesor estableció una relación cuando la joven tenía entre 12 y 13 años. 

Estos datos no pasaron desapercibidos por Walker, quien solicitó una ampliación de la acusación por considerar nuevos delitos en la causa: “Delito de abuso sexual, corrupción de menores y promoción de la prostitución infantil”, confirmó la abogada.

Si bien la ampliación fue denegada, se iniciará una nueva investigación. 

La abogada también recordó que sobre el acusado pesa una causa por grooming a otra víctima y destacó que las víctimas siempre provienen de un contexto de altísima vulnerabilidad. 

Nuestras cuerpas

Walker, en su alegato, reflexionó sobre el tratamiento que se le da a los cuerpos de las mujeres, en contextos de violencia de género, en femicidios y concluyó que este caso demuestra la importancia que le da la sociedad y el Estado a los mismos: “Valdéz se aprovechó de la vulnerabilidad de Rosalía Jara desde que era una niña, tanto sexualmente, físicamente, económicamente. Ha terminado asesinándola y descartando su cuerpo en un campo que claramente su intención era que nadie lo encuentre. El tratamiento que se le da al cuerpo muerto, el hecho de no valer nada ni siquiera muerta. Creo que es fundamental que hablemos en la justicia, para que se visibilicen estas problemáticas a partir de estos casos tan resonantes”. 

Finalmente agregó: “Necesitamos políticas públicas para prevenir estos delitos y obviamente para la reparación de las víctimas”

Perversidad

Como si esto fuera poco, Juan Valdéz vuelve a mostrar la impunidad que siente ante sus víctimas. En medio de las declaraciones de testigos, el juez debió llamarle la atención por sonreír impunemente ante los relatos.

Créditos: Redes sociales de Juan Valdéz

Qué sigue

Los días 14, 15, 16, 20, 21, 22, 23 y 27 de julio se continuará con la presentación de pruebas y el resto de los testimonios. Luego, el jueves 30 de julio a las 8.30 están programados los alegatos de clausura y el 3 de agosto al mediodía el dictado de la sentencia.

Debido al distanciamiento social que rige en nuestra provincia por el situación de pandemia por COVID-19 , en las audiencias sólo estarán presentes las partes y los jueces.

X