DestacadasGoces

Una pinta en casa

App birra cerca
La agrupación Birreras de Argentina lanzó la aplicación Cerveza Cerca, en la que podés conocer cómo y dónde comprar birra artesanal en tiempos de pandemia.

App birra cerca
Gentileza de Pura Birra

Ya hace más de 40 días que ir a un bar a tomarse una pinta de cerveza es imposible. El aislamiento social obligó repentinamente a las cervecerías artesanales locales y al sector gastronómico a adaptarse a los nuevos hábitos de consumo impuestos por la coyuntura. Hacer del servicio de delivery y la compra futura (por ejemplo, pagar por una pinta ahora y consumirla cuando reabra el bar) son dos herramientas claves para salir a flote en tiempos de coronavirus.

Con la idea de reunir en un solo lugar las fábricas de cerveza artesanal, los bares y tap rooms que las comercializan, la agrupación feminista Birreras de Argentina lanzó la aplicación Cerveza Cerca con alcance en todo el territorio nacional. Alejandra Alomo, cervecera casera que integra la colectiva, compartió que el objetivo es que “las vecinas y vecinos encuentren un lugar donde les puedan llevar a su casa cerveza de calidad, fresca, con productos nobles, controlados, sin químicos, sin aditivos ni conservantes, cien por ciento natural, con la responsabilidad que todos le ponemos al producto que hacemos”.

Del boom a la crisis

Hasta 2017, la industria de la cerveza artesanal experimentó en Santa Fe y el país un crecimiento vertiginoso. Por citar solo un ejemplo, ese año en la capital santafesina se registró la apertura de 25 bares cerveceros. Pero desde 2018 en adelante fue distinto: las sucesivas devaluaciones del peso durante los últimos dos años del macrismo, con la consecuente merma en el consumo, sumado a la situación sanitaria actual, se pueden señalar como las principales causas que ponen en jaque a esta industria que hoy se encuentra en crisis.

“Somos una industria muy joven y el poder de crecimiento que tuvo hace un par de años atrás no hay industria que lo haya conocido, fue muy fuerte. Entonces, todos los fabricantes decidieron crecer, por una necesidad del mercado, y eso implicó tomar riesgos que si seguía el crecimiento no había problemas. Pero una crisis económica como la que cruzamos los últimos cuatro años la complicó, y ahora una pandemia termina de complicar a la mayoría de las industrias”, sintetiza Alejandra al referirse al presente que atraviesa el sector.

Con la premisa de que la unión va a permitir sostener la industria es que surgió Cerveza Cerca que por ahora tiene unas 130 fábricas y bares cerveceros registrados. “Todos separados no podemos hacer nada”, afirma Alejandra y recuerda que Birreras se originó en 2017 también desde la necesidad de estar unidas y organizadas. “Todas por separado no podíamos hacer nada. Nos juntamos, somos 170 y siempre lo mencionamos porque es una característica de nuestra organización, que no todas las mujeres son productoras”. La agrupación crece cada año con la participación de cerveceras caseras, comunicadoras, bartenders, investigadoras y profesionales que comparten la pasión por la cerveza. “Nosotras tenemos en nuestra conformación la idea de que la cultura cervecera no solo se hace con productores, la cultura cervecera la hacemos desde un sinfín de aristas y están comprendidas en nuestra agrupación, que es lo que un poco sale de la normativa de las agrupaciones cerveceras”.

Gentileza Cervecería Némesis - Birreras de Argentina

Las mujeres, minoría

En la actualidad, la industria artesanal representa el tres por ciento del mercado de la industria cervecera. “Somos el tres po rciento y tomamos la misma cantidad de mano de obra que las grandes empresas. Ese 97 por ciento genera la misma masa de trabajadores y trabajadoras que nosotros, que somos el tres por ciento. Ese es el marco para darse cuenta que es un sector que produce mucho y genera oportunidades laborales”, aporta Alejandra sobre esta actividad que tiene una participación minoritaria de mujeres. “En Birreras tenemos muchas mujeres que son generadoras de su propio proyecto porque también nos vemos con esa otra problemática, que es un sector que no suele tomar trabajadoras. Salvo que no sea para la parte administrativa o laboratorio, digamos que tenés que tener una cierta formación académica para poder trabajar. No tenés posibilidades de llegar a cocinar, o ser parte de la receta, porque consideran que es un trabajo físico que no se puede realizar. Las mujeres también lo podemos hacer, lo vamos a hacer diferente, pero también lo podemos hacer”.

Como dice el refrán, para muestra sólo basta un botón: para conmemorar el 8M, las Birreras se juntan para hacer cocciones públicas con fines solidarios en distintos puntos del país.

Leer también »  Cocinando birra por nuestros derechos

Para la agrupación, el sector cervecero tiene muchos desafíos por delante en materia de género. En ese sentido, Alejandra considera que “es más el trabajo por deconstruir que por destruir. Hay mucha voluntad de escuchar. Somos una agrupación que fue disruptiva, tenemos una palabra que pesa en el ambiente, y somos respetadas por eso”.

Nuevo paradigma de consumo

“Invirtamos la realidad: si el consumidor se tiene que quedar en su casa, nosotros le llevamos la cerveza”, fue la idea que motivó también la creación de Cerveza Cerca, aplicación que cuenta con un espacio para que fábricas y bares cerveceros puedan inscribirse de forma gratuita.

Por el momento, en Santa Fe se sumaron tres cervecerías y en Paraná un bar. “Cuando empezamos a trabajar en la aplicación, recién algunas cervecerías habían comenzado a hacer delivery”, cuenta Alejandra y sostiene que este “es un cambio de paradigma en el consumo, no somos una sociedad que esté propensa a quedarse en su casa a consumir, nos gusta salir. En la industria vitivinícola es más viable pensar la cena con un vino y juntarte con los amigos a tomar una cerveza. Es todo un cambio de paradigma, de estructura, en la que tuvimos que reinventarnos para saber cómo llegarle al consumidor”.

Para el sector cervecero, como para las mayorías de las industrias y prestadores de diferentes servicios, todavía no hay una dimensión real y total de las consecuencias económicas que dejará la pandemia de Covid-19. A pesar de la incertidumbre que genera la situación, desde Birreras el mensaje que llega es claro y contundente: “En estas circunstancias está todavía más que demostrado que solamente el trabajo colectivo va a tener sus frutos. Los tiempos que se vienen son muy duros. Una vez que salgamos de todo esto, va a haber que remontar un montón de cosas, un montón de proyectos y vamos a necesitar apoyo de todos, entonces siempre apelamos a la construcción colectiva”.

Gentileza Cervecería Némesis - Birreras de Argentina
Autora: Johanna Cecotti Guglielmino, 
comunicadora y prensa en Pura Birra
X