ActivismosDerechosDestacadas

El derecho al aborto vuelve al Congreso

Foto: Gise Curioni
El nuevo articulado, que será presentado por octava vez este año en el Congreso de la Nación, fue definido en la plenaria de la Campaña realizada este fin de semana en Córdoba.

«Tenemos nuevo proyecto de ley», anunciaron este domingo a través de sus redes sociales las diversas regionales que conforman la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

El nuevo articulado del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo fue acordado en la plenaria nacional que se desarrolló este fin de semana en la ciudad de Córdoba, y de la que participaron «190 compañeras y compañeres de 30 regionales del país, la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho al Aborto, Socorristas en Red Feministas que Abortamos, la Red de Docentes por el Derecho a Decidir y la Colectiva Disidente Sexo-Género Política que conforman esta Campaña federal, democrática, feminista, intergeneracional, intersectorial, autónoma, horizontal y autogestiva», indicaron en el comunicado.

La Campaña, que tiene ya 14 años de organización, presentará este proyecto por octava vez en 12 años. Sólo en 2018 su tratamiento llegó efectivamente al Congreso, donde obtuvo la media sanción en la Cámara de Diputados y luego fue rechazo en el Senado, en la jornada histórica del 8 de agosto. 

Plenaria2019

#Plenaria2019 – Mas festejos por la definición del nuevo proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que se presentará este año en el Congreso de la Nación.Será ley!

Publicado por Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en Sábado, 16 de marzo de 2019

«Este proyecto, que tiene como finalidad saldar una deuda histórica de la democracia, recoge el ejemplar ejercicio de participación democrática de toda la sociedad durante 2018, así como los 14 años de organización y experiencia política de la Campaña. Será presentado por octava vez, con el inquebrantable apoyo popular de la marea verde», señalaron.

Aunque no se definieron fechas, se estima que el proyecto ingresará al Congreso en abril. Antes, deberán adjuntarse las firmas de las y los legisladores que acompañarán la iniciativa. En 2018 fueron 71 las y los diputados firmantes -sobre un total de 256-, una cifra récord. En 2016 el proyecto había obtenido 36 firmas. Desde la Campaña, y en el marco de las elecciones a realizarse este año, exigen a los y las candidatas expedirse respecto de la legalización del aborto voluntario.

«Por la salud, la vida, la autonomía y la libertad de las mujeres y de las personas con capacidad de gestar; por el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, se exige el tratamiento, el debate y la sanción de este proyecto ¡SERÁ LEY!«. 

«Logramos que el aborto deje de ser un tabú»

En representación de la regional Santa Fe de la Campaña, seis integrantes participaron de la plenaria en Córdoba. Desde Periódicas hablamos con Mariángeles Guerrero, quien indicó: «Nuestro análisis es que a partir del debate público del año pasado, logramos que el aborto deje de ser un tema tabú, que circule información laica, científica y jurídica al respecto, y sobre todo visibilizar que muchas mujeres atravesamos la situación del aborto en un marco de mucha vulnerabilidad, y que eso es algo que podemos empezar a cambiar con la ley».

-¿Qué expectativas hay de su tratamiento en un año electoral como este? 

-En este año electoral, luego de las movilizaciones masivas y del debate parlamentario del año pasado, pensamos que lxs candidatxs tienen que tener una mayor responsabilidad y compromiso en cuanto al derecho al aborto y a los derechos sexuales y reproductivos en general. Hace no tantos años el aborto no estaba entre los posicionamientos electorales más requeridos, pero es justamente por la lucha del movimiento de mujeres y de las disidencias sexuales que hoy es una pregunta obligada. En este sentido, nuestra expectativa es que quienes asuman cargos representativos van a tener el deber de acompañar nuestro proyecto porque, como decimos: «el aborto legal es una deuda de la democracia argentina», hay una demanda de millones de personas en el país para que se reconozca este derecho, y seguiremos movilizadas en las calles para recordárselo al Congreso Nacional. Negarnos la sanción de la ley es no escuchar un reclamo masivo, y también es legislar de manera contraria a los intereses de gran parte de la población.

-Luego de un 2018 histórico, ¿en qué estado de situación entienden que está el tema en el país?

-Hay muchas presiones de los fundamentalismos religiosos que quieren obturar el acceso a nuestro derecho. Eso se vio en Jujuy y en Tucumán, cuando niñas que fueron abusadas sexualmente pidieron la interrupción legal del embarazo y gente de las religiones fue a rezar a la puerta del hospital y contribuyeron a difundir datos personales de las niñas en las redes sociales, en connivencia con profesionales antiderechos. La intromisión de estos sectores ocurre en todo el país cada vez que una persona gestante pide interrumpir su embarazo; muchas veces consiguen impedir que la práctica se garantice. Y actúan en complicidad con funcionarixs públicxs y trabajadorxs de la salud.

A diferencia del año pasado, y de los anteriores en los cuales se presentó el proyecto de legalización del aborto, hoy Argentina ya no tiene Ministerio de Salud. Su degradación al rango de Secretaría, atenta con el acceso a este derecho tan fundamental y acentúa los problemas regionales, ya que, por ejemplo, no hay anticonceptivos en los centros de salud, según señaló Guerrero.

«Lo mismo podemos decir de la educación sexual integral, que hace 10 años es ley nacional y sin embargo en muchos lugares del país no se garantiza. El año pasado quienes se oponían a la sanción de la ley hablaban de la necesidad de educación sexual como una especie de contrapropuesta, pero ni bien cayó el proyecto empezaron con el lobby en contra de la ESI. Eso demuestra que su verdadera intención no es defender ninguna vida, sino impedir que las mujeres y las personas gestantes tengan autonomía y accedan a sus derechos fundamentales», indicó la integrante de la Campaña.

Respecto del estado de la organización luego de un 2018 trascendental y tras 14 años de construcción, Guerrero señaló: «‌Hemos crecido mucho en el último año. Hoy somos 27 regionales y siguen sumándose compañeras de todo el país. Hay una red nacional de profesionales de la salud que acompaña a las mujeres y personas gestantes a abortar, y que crece día a día. Además hay redes de docentes por el derecho al aborto, redes de socorristas y también en la última plenaria se sumó la Colectiva Disidente Sexo Género Política. Cada vez somos más, estamos más fortalecidas y el nuevo proyecto es el resultado de ese crecimiento».