DerechosDestacadas

Parto respetado en el Iturraspe: un antecedente favorable

El lunes 31 de agosto se realizó en el hospital Iturraspe de Santa Fe una cesárea en la que la que se respetaron los principios del parto humanizado. La ley que asegura este derecho a nivel nacional ha sufrido en el contexto de pandemia restricciones y vulneraciones permanentes. Luego del reclamo de distintas agrupaciones y organismos estatales, ¿puede preverse un cambio favorable en la ciudad?

Logan nació en Santa Fe en el día internacional de la partera y la embarazada. El alumbramiento fue por cesárea, en el quirófano del hospital Iturraspe. La parturienta estuvo acompañada por su madre, de acuerdo con su deseo y, aún tratándose de una intervención quirúrgica y de las modalidades habitualmente aplicadas, no fue atada. El contacto madre/hijo fue inmediato y permanente. La mujer pudo tomar el pie del bebe mientras los médicos lo sacaban de su vientre, prenderlo a la teta inmediatamente en la sala de cirugía y llevarlo ella misma a la habitación.

Leer también »  Parir en pandemia: dos historias y muchos miedos

El de Logan fue un nacimiento en el que se cumplieron las normas del parto respetado. Y el hecho ocurrió en un hospital público en el marco de pandemia. La excepcional situación sanitaria venía marcando un paréntesis en la aplicación de la ley de parto respetado. Instituciones públicas y privadas comenzaron a imponer restricciones y exigencias que vulneraban los principios legales de la norma dictada en 2004 y reglamentada en 2015. La organización Doulas Santa Fe destacó este nacimiento como un antecedente favorable que puede marcar un cambio positivo en el tema.

“El bebé llegó a este mundo con vida, tras una intervención respetuosa, como debieran ser todos los nacimientos”. La cuenta en Facebook de Doulas Santa Fe relató así de lo ocurrido en el hospital santafesino. “Consideramos importantísimo visibilizar este hecho para que siente precedente en futuros nacimientos. Ningún protocolo interno puede estar por encima de la ley de parto respetado”, expresó a Periódicas, Celina Gallo, integrante de la organización.

Leer también »  Parto respetado en pandemia: protocolos y recomendaciones

Fue la mamá de la mujer gestante y abuela de Logan quien llevó el caso a las doulas. La organización intervino acompañando el proceso de pedido formal al hospital y en el enlace con la Defensoría del Pueblo. “Hoy celebramos la buena voluntad de los distintos actores, quienes dejan al descubierto que sin importar los recursos con los que se cuenta y a pesar del contexto de pandemia, los partos respetados son posibles. Y esperamos que se abra una puerta a visibilizar las necesidades de las madres y a la no vulneración de los derechos de las familias y recién nacides”. Al texto hecho público por la red social, Celina agregó: “no sabemos cómo va a continuar actuando el personal de salud, pero sí tenemos confianza en que siente precedente y se pueda sostener para todas las mujeres”.

Un caso, muchas historias

Autora composición: Gise Curioni

María Belén Baragiola, abogada integrante de Doulas Santa Fe, contó a Periódicas los hechos que precedieron al nacimiento de Logan. La mamá del recién nacido tiene trombofilia y una historia difícil como antecedente. Fue su progenitora quien llegó a doulas con la premisa de acompañar a su hija en el momento del parto y asegurar para ella y el bebé un ambiente cálido y tranquilo. “Nos conmovió mucho cuando se acercó porque se notaba que había tocado otras puertas y no había tenido muchas respuestas. No sabía realmente qué hacer”. La agrupación ayudó a la mujer en la redacción formal de la nota para el director del hospital Iturraspe y la contactó con la Defensoría del Pueblo. Este organismo se encargó de librar oficio dirigido a la institución pública a fin de agilizar el trámite y posibilitar el parto acompañado.

Para Baragiola hay un antes y un después de este nacimiento. “Es un gran antecedente -señaló a Periódicas-. El acompañamiento en los partos vaginales se había logrado, aunque con la pandemia hemos tenido que volver a pelear el tema. Pero que en un quirófano de un hospital público se permita el ingreso de acompañante es muchísimo”. En el marco de las dificultades agravadas por el contexto, la profesional percibe lo ocurrido como un precedente que abrirá el camino al reconocimiento de derechos de las personas gestantes en la ciudad.

La abogada afirmó que con el covid-19 se ha dado marcha atrás a muchos de los logros obtenidos en materia de parto respetado. “Ha sido la principal excusa para establecer restricciones por protocolos internos -subrayó- Es lamentable que las mujeres tengan que estar durante su embarazo peleando por sus derechos. Es lo que no tiene que suceder”. El trabajo de organizaciones como la que integra Baragiola se ha visto incrementado desde la declaración de la pandemia.

Leer también »  Parto respetado en pandemia: denuncian su incumplimiento

En el ámbito privado

La situación del sanatorio privado de la ciudad que diera a conocer Periódicas con anterioridad continúa, según manifestó al medio la entrevistada. “A pesar de la resolución del Ministerio de Salud, de notas y denuncias, mantiene los mismos protocolos”, expresó. Los obstáculos para la presencia de acompañantes en el parto y la exigencia de hisopado aparecen entre las restricciones impuestas por la institución. Sin embargo, la notoriedad que ha adquirido la situación ha generado consecuencias.

“Las personas gestantes se están enterando de cuáles son los protocolos de las distintas entidades, nos consultan por privado o por redes, y están cambiando de instituciones”, explicó Belen Baragiola. En ese sentido, destacó la importancia de contar con información y datos necesarios  con la anticipación suficiente como para tomar decisiones al respecto. “Eso es lo que está sucediendo. Las mujeres se enteran de las restricciones y protocolos y buscan otros lugares para el nacimiento”.

La abogada celebra el accionar en defensa de derechos, los reclamos y las denuncias. “Las mujeres se están empoderando y mucho”, comentó. En cuanto a las doulas, subrayó que están a disposición para ayudar con la redacción de notas, asesorar, derivar, conectar, acompañar. Y concluyó: “Lo que pasó en el hospital Iturraspe es una muestra de que las cosas se pueden hacer bien, que los derechos son para todas y todos y que se deben respetar”

 

X