_DerechosDestacadas

Infancias Trans: criar acompañades y en libertad

¿Qué fue del dispositivo de acompañamiento a las infancias trans? ¿Qué saldos quedaron de esa experiencia? En el mes de las infancias repasamos esa memoria santafesina desde el relato de las familias protagonistas y las políticas actuales.

Autora: Priscila Pereyra

Desde 2017 y a partir de demandas concretas de las familias, funcionó en el marco de la Subsecretaría de Diversidad Sexual el dispositivo de acompañamiento a las infancias trans.

La propuesta inicial fue el del dispositivo de Género y Familia de la psicóloga Andy Panziera, articulado en la que fue la subsecretaría de Niñez. Se incorporó para que desde la propia institucionalidad de la diversidad en la provincia se ofreciera la herramienta, que hasta el 2019 acompañó alrededor de 140 familias.

Les sujetes destinataries de la política en cuestión eran todos los niños, niñas y adolescentes de la provincia de Santa Fe que atravesaran situaciones de discriminación, exclusión o violencia en el marco de su propio proceso de autopercepción y expresión de la identidad de género.

El equipo de profesionales y trabajadores centralizaba la intervención y luego la vinculaba con otras áreas del gobierno. En algunos casos con acompañamientos específicos, en otros con el grupo familiar, encuentro entre pares o en gestiones en vinculación con otras entidades del Estado. Era un dispositivo interministerial y multidisciplinario.

"La idea surgió puntualmente de la propia demanda de la comunidad, pero sobre todo de la existencia en la Ley Provincial de Infancia que en el artículo 7 establece la no discriminación por orientación sexual e identidad de género en niños, niñas, niñes y adolescentes. Entendíamos nosotros, nosotras y nosotres que esa garantía de libre expresión de la identidad de género requería una acción afirmativa y una política pública concreta como para poder garantizar ese derecho" cuenta Esteban Paulón. Esteban es Director Ejecutivo del Instituto de Políticas Públicas LGBT, Integrante de la comisión directiva de la Federación Argentina LGBT y ex Subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual de la provincia.

Autora: Priscila Pereyra

La propuesta demandaba el trabajo articulado del Estado: "acompañar al niño, niña o adolescente en el tránsito de la expresión de su identidad de género significaba interactuar con distintos ámbitos de su vida cotidiana: la familia, la escuela, el entorno, les amigues, el acceso a los servicios de salud, la propia visibilidad en el ámbito publico, y claramente la garantía de su derecho en el ámbito de la ley de protección integral a la infancia" resume Paulón.

Respecto de la composición del dispositivo había tres profesionales psicólogas. Andy Panziera en Rosario, y Natalia Sobrado y Nadia Gonzáles que trabajaban en la casita LGBT de Santa Fe. Dentro del equipo también, sobre todo en Rosario, donde el grupo era un poco más numeroso, había intervención de trabajadoras sociales. A través de la vinculación con los otros ministerios se trabajaba con educadores y educadoras, profesionales de la salud, y se ampliaba el rango de intervenciones profesionales a partir de la vinculación con otras áreas.

Leer también »  Salud trans durante la cuarentena

Criar en libertad y con acompañamiento

Alejandra y Daniel son la familia de Mateo y viven en Rosario. Ambos son docentes, ella del nivel inicial y él de música.

"Mateo hace dos años comenzó su transición", relata Ale. "Conoció al grupo de Varones Trans y No Binaries en esa época por medio de un amigo también trans, que le dijo que había un lugar donde podía ir para sacarse sus dudas y que iba a estar acompañado. Me contó y buscamos información de cómo era el grupo. Un día se animó y fue. Vino muy contento de todo lo que había charlado" cuenta la docente.

"Un tiempo después llegó de uno de los encuentros y me dijo: 'Mamá van a hacer reuniones con las familias', y con mi esposo fuimos. Nos encontramos con mucha gente, un montón de familias" narra la mujer. "Uno cree que está solo en el mundo, y que la única mamá o papá de un varón trans es uno, pero la verdad es que hay un montón de familias que acompañan y que tienen muchas dudas" refiere.

Dice Ale que en los encuentros "van contando sus historias, y uno se ve reflejado, porque son las mismas historias que han pasado nuestros hijes. Visualizás muchas cosas de la infancia, muchos recuerdos; cosas que te emocionan y otras que decís: '¿Cómo cometí este error?'; como los cumpleaños de 15 y otras tantas equivocaciones que uno comete y que no se da cuenta. Ahí ves las emociones contenidas de tantos lados, porque sabés que algo les pasa, que con algo sufren, y lo evidencias en esas cuestiones de no querer su cuerpo" relata la mamá de Mateo.

La familia cuenta que gracias al trabajo del dispositivo de la provincia y "al apoyo que siempre tenemos, frente a un montón de dudas y miedos", pudieron acompañar a Mateo desde otro lugar y el cambio fue notable. "Él está muy feliz y ha mejorado mucho su estado de ánimo" reconoce Alejandra.

Daniel, que comparte la crianza de Mateo con Alejandra, destacó el trabajo del equipo. "El acompañamiento es muy profesional, igual que el seguimiento a todes les chiques que están allí". Contó que en el grupo que continuaron sosteniendo a partir del dispositivo inicial "hay chiques que son muy pequeñes, de edades pre-adolescentes y es fundamental el trabajo que se hace con las familias".

Hablan en presente porque "si bien el grupo dependía de la Subsecretaría de Diversidad Sexual de Santa Fe que hoy no se encuentra en funcionamiento, se sigue trabajando por iniciativa propia y les chiques que son más grandes de alguna manera llevan a cabo también un apoyo a los mas pequeñitos y pequeñitas".

"La relación y el trabajo con las familias es muy importante en la transición, que a veces es dolorosa al principio para les chiques, hasta que pueden encontrarse con ellos mismos", narra Daniel. "Es fundamental y primario trabajar con la familia en el sentido de que es con quien conviven todos los días".

Sobre la naturaleza de las acciones que realizan, la mamá de Mateo puntualiza que "el acompañamiento no sólo es en un lugar determinado, sino que cuando comienzan con la terapia hormonal o cuando deciden hacerse alguna intervención quirúrgica, también los están acompañando. Más aún a los chicos que a lo mejor su familia no puede apoyarlos por distintas cuestiones personales".

Desde el grupo que se desprendió de la experiencia inicial también sostienen otro tipo de actividades del orden de la recreación y la socialización. "Los campamentos que hacen con los chicos, las fiestas de fin de año, los encuentros en vacaciones, son momentos muy importantes", añade la familia de Mateo. "Nosotros tuvimos la experiencia este año. Los chicos estaban maravillados, los veías y eran felicidad, felicidad absoluta. Eso también  les permite desinhibirse y estar en otro lugar, en otro espacio que también los ayuda mucho" relata Ale.

En este momento, por los efectos de la pandemia, comentan que si bien no se pueden reunir en un espacio concreto continúan encontrándose virtualmente y hasta crearon grupos de Whatsapp que siguen sumando familias y por donde mantienen intercambios fluidamente.

Daniel detalla además que en el medio de la coyuntura "donde hay muchos chicos sin trabajo y que por ahí viven en pensiones, porque también sucede que su familia los expulsa de su casa, el grupo de varones se toma el trabajo de poder hacerles llegar los bolsones de alimento".

Arman estrategias conjuntas y recaudan plata para provisiones. El motor es "ser solidarios con los que no la están pasando tan bien en estos momentos. Creo que una de las cosas que se transmite en el grupo es la solidaridad entre todes" cierra el docente.

Cintia es médica generalista, profesora de yoga y la mamá de G. un adolescente trans. Viven juntes en Rosario.

Con voz relajada y dulce relata que fueron muchas situaciones las que hicieron que se acercaran al dispositivo de la provincia. "A principios de 2019 se acercó G. y después fui yo" recuerda la mamá de G. "Fueron momentos de inquietud, de confusión, de muchas preguntas, de desencuentro y enojo más que todo, creo que de ambas partes; de no poder entendernos mutuamente ni poder explicar o poder también hablar".

"Después de varios meses de haberse acercado yo le dije que me podía pasar el teléfono de Santiago que era el referente en ese momento como para poder hablar". G, al igual que Mateo, se había contactado con el grupo de Varones Trans y No Binaries de Rosario, mediante la herramienta de vinculación entre pares que era una de las líneas del dispositivo. "Nos fuimos comunicando y acompañándonos a partir de ahí" cuenta la médica.

"Primero empezamos por conocer el grupo y las distintas historias. G. estaba contenido, charlando con Andy Panziera, y yo sostuve todo el tiempo el diálogo con Santiago". Santiago Quizamas es el referente de la organización Varones Trans y No Binaries de Rosario. "El acompañamiento fue tranquilizador y orientador, de mucho cariño entre las personas del grupo y también hacia mí” agrega la mujer.

Sobre la experiencia dice que rescata el proceso en el que se encuentran. "Siento que esto es un aprendizaje que no está ni definido ni terminado, pero sí puedo decir que la tranquilidad, el conocernos y reconocernos, el trato amoroso, son las cosas que más me quedan y que tengo conmigo. Habernos encontrado con otros padres y madres de chicos trans y otros familiares nos hizo sentir acompañados y contenidos".

"Esto es imprescindible en este contexto de situaciones nuevas y diferentes, que reestructuran a las familias, y ni hablar de las que atraviesan situaciones complejas como las económicas. Esto, mas allá del amor que pueda haber, es un desafío muy grande" reflexiona para finalizar Cintia.

Autora: Priscila Pereyra

El panorama actual

Al respecto del estado del dispositivo y otras políticas en el mismo sentido, la secretaria de Estado de Igualdad y Género de la provincia, Celia Arena, señaló que "es parte de la agenda de la Secretaría el trabajo con la niñez". Anunció además que próximamente serán lanzadas líneas de abordaje, que están siendo trabajadas interministerialmente con los equipos de Salud y Niñez, además de la Dirección de Políticas de Igualdad.

Entre los ejes principales se encuentra el trabajo de sensibilización y la realización de guías de atención y capacitaciones para el acompañamiento de las infancias, teniendo en cuenta los parámetros de respeto de la diversidad sexual. "Para hacerlo es necesario el involucramiento y el trabajo coordinado de las distintas áreas, es por ello que nuestro foco principal es el trabajo articulado y la capacitación tanto en este como en otros temas" concluyó.

Leer también »  Una reglamentación con sabor a poco
X