_DerechosDestacadas

Nación busca promover el acceso a la educación de las personas trans

La Anses volvió a abrir las inscripciones a las becas Progresar. Entre los cambios del programa para este año, se prevé la exención del límite de edad para el colectivo travesti-trans y otros grupos vulnerados.

Autora: Titi Nicola | CC-BY-SA-4.0

Desde 2014 existe el Programa de Respaldo para Estudiantes de Argentina (Progresar), pensado para promover condiciones de acceso a la educación a los sectores con mayor vulnerabilidad social.

Dirigido inicialmente a les jóvenes de entre 18 y 24 años, con una beca mensual, dicho formato dependiente de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) buscaba subsanar las desigualdades entre aquelles en condiciones de acceder a la educación sin obstáculo alguno y quienes por sus condiciones socioeconómicas lo hacían afrontando dichas complejidades.

Durante la gestión de Cambiemos, posterior al congelamiento del beneficio en la cifra irrisoria de 900 pesos entre 2015 y 2018, el programa cobró un fuerte carácter meritocrático. Bajo este paradigma, que caracterizó las políticas del macrismo, el Progresar sufrió fuertes recortes, dejando fuera al 42% de les jóvenes beneficiaries en relación con el mismo dato en 2015. Al mismo tiempo, quienes si accedieron sufrieron los embates de la inflación desmedida, perdiendo entre un 45% y un 62% del poder adquisitivo de la beca, según los datos del Centro de Economía Política Argentina.

Entre las últimas novedades en relación al formato, el expresidente Mauricio Macri había anunciado el redireccionamiento de las becas, apuntando como beneficiaries sólo a les ingresantes a carreras denominadas “estratégicas” de acuerdo a la visión económica de su proyecto de gobierno, recortando aún más la población a la cual estaba dirigido.

El domingo 1 de marzo, en medio de las primeras impresiones sobre el discurso del presidente Alberto Fernández durante la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, se abrieron las inscripciones para el programa con una serie de particularidades que se suman a la nueva visión del Estado Nacional.

En la página web de Anses se pueden ver los nuevos lineamientos que van a regir al programa en este inicio de gestión: habrá prioridad de acceso a “Grupos en condición de vulnerabilidad multidimensional”, refiriéndose así a las mujeres con hijes menores de edad a cargo de un hogar monoparental, personas de los pueblos originarios, personas con discapacidad -que ya tenían prioridad- y a la comunidad trans-travesti, eximiendo del límite de edad a estas dos últimas poblaciones.

En la misma página se describe: “Se entiende como grupo en condición de vulnerabilidad multidimensional, a aquellos grupos que históricamente han sufrido exclusiones y/o violencias (simbólicas, materiales o de otro tipo), independientemente de las socioeconómicas. En la presente convocatoria se trata de: a) Las mujeres con hijos/as de hasta 18 años de edad que se encuentren a cargo de un hogar monoparental, b) Los y las integrantes de las comunidades indígenas y/o pertenecientes a pueblos originarios, quienes quedan exceptuados/as del requisito de la edad en la línea de “fomento de la educación superior”, c) Las personas trans, quienes quedan exceptuados/as del requisito de la edad”.

La población trans en Argentina carece aún de acceso real y concreto a la educación, a la salud, al empleo, a la vivienda y a la justicia. Esas carencias estructurales condicionan a las personas trans a recurrir a la prostitución como forma de supervivencia y satisfacción de necesidades económicas mínimas, implicando enormes riesgos vitales que limitan su expectativa de vida a un promedio de entre 35 y 40 años.

Con esta decisión el Estado, desde su administración nacional, comienza a reparar la mora histórica para con estas poblaciones y, en particular, con la población trans-travesti, con la cual acredita una deuda integral en el acceso a derechos. Un paso más en la concreción de aquello que el primer mandatario nacional  sostendría durante su discurso de asunción: “empezar por los últimos, para llegar a todos”.

Autora: Victoria Stéfano, militante trava
X