_ActivismosDestacadas

La tetas de Marilina: rock y censura en redes

Marilina Bertoldi y sus tetas al desnudo estuvieron en el centro del debate tras publicarse las imágenes de su actuación en el Festival de Futurock, y la censura en redes no se hizo esperar. La artista, en su visita a Santa Fe, habló con Periódicas sobre mujeres en la escena musical y la muerte del rock, entre otros temas.

Foto: gentileza Presidencia de la Cámara de Diputados

La cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe reconoció hoy con el Diploma de Honor a Marilina Bertoldi en "reconocimiento a su trayectoria musical como cantautora y como referente de la generación actual". Y sin dudas que Bertoldi es referente. Su paso por el histórico festival de Futurock, en donde las pibas coparon la parada del rock, dejó debate, comentarios y censura en las redes. Es que Marilina salió vestida de blanco, en cuero, en tetas. Visibilizando su actitud arrolladora, digna de una rockstar, las fotos se viralizaron y los fueguitos en las tetas también. Porque a Instagram le molestan los pezones, pero sólo los de mujer.

La artista, nacida en Sunchales, recibió la distinción de manos de Silvia Augsburger, una de las autoras del proyecto -que había sido aprobado en mayo-,  y de Patricia Chialvo, que había sumado otra iniciativa en el mismo sentido. También estuvieron presentes las diputadas Alicia Gutiérrez y Susana Bertone.

Luego del acto formal, Marilina habló con Periódicas sobre este reconocimiento, las mujeres en la escena musical y la muerte del rock, entre otros temas.

"Siempre me dijeron que no se podía ser profeta en su propia tierra. De un modo, siempre lo sentí así. Hace 12 años que me fui de Sunchales, directamente a Capital Federal como muchos artistas del interior que sienten que tienen que irse para realizarnos en nuestro rubro", señaló Bertoldi. "Creo que de algún modo lo que hacemos al seguir construyendo es después tratar de bajar línea de que esto no tenga que ser así. No tener que irnos de nuestras ciudades y provincias para poder desarrollarnos en lo que tantos nos gusta".

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Emi Castro (@mecp.h) el

-Pasó el Festival Futurock, tus tetas fueron motivo de censura, sabemos que es la manera sutil de adoctrinar que tiene el machismo, sobre todo en el rock….

-Lo interesante de lo que pasó es que fue muy evidente que no había ningún tipo de censura para que yo ingrese al escenario de ese modo, se entendía y quienes estaban viendo el show pudieron hacerlo tranquilamente sin ningún tipo de incomodidad. Lo estaba haciendo simplemente porque lo puedo hacer, porque tengo la misma libertad que un hombre para hacerlo. Pero después en las redes lo que se demuestra es el punto, el punto de que incluso cuando no hay una invitación del tipo sexual para eso, algún tipo de invitación que pueda requerir de algún tipo de censura para los menores, que no quieren recibir ese tipo de información en el día a día, aún así lo censuran. Porque digamos que nuestros senos tienen ese debate pendiente y que lo tenemos pendiente como una charla para hablarla; a mí me gusta usar mi espacio para eso, para que se generen estos debates y por fin sigo encontrando la forma artística y de un modo súper en contacto con lo musical para hacerlo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de marilina bertoldi (@marilinaplastilina) el

 

-Decías que te parece violento tener ese espacio, un micrófono, y no decir nada al respecto. Este año te posicionaste políticamente, hablando como mujer, lesbiana y feminista, y señalando que eso es un espacio de poder también.

-Totalmente, son épocas muy revoltosas, muy importantes, me parece que los artistas que no dicen nada lo que están haciendo es básicamente un mal uso de una situación de mucho poder y mucho alcance hacia la juventud, sobre todo, y eso está pasando. Venimos de años de bajar artistas con repudios públicos porque eran hombres que estaban haciendo un mal uso de su espacio, y buscamos que a ese espacio lo usen personas que no han tenido visibilidad previamente.  Y resultó, también, que en este tiempo aparezcan hombres que hacen un mal uso, nuevamente, de ese espacio, por lo que la indignación no para de crecer. Entonces empieza el planteo, al menos el mío personal, de pensar que quizás lo que no consideramos que estaba mal es el público, que estamos eligiendo siempre un patrón y no estamos entendiendo que somos nosotros quienes decidimos también qué tipo de artistas consumimos.

-El rock no se murió entonces, todavía hay mucho que decir, las mujeres en el rock tienen mucho para decir….

-Es un tema de debate si el rock se murió o no, yo siempre digo que sí, y en algún punto no, siento en todo caso que cambió de nombre en esta nueva era; todavía no lo tiene pero ya va adoptar un nuevo nombre . El rock como lo conocemos murió y me parece que está bien que suceda, es como el fin de un ciclo. Empezó de una forma muy gloriosa y terminó estrellándose contra el suelo y es hora de que construyamos cosas nuevas, no que nos aferremos a un género que al fin y al cabo terminó siendo apropiado por muchos hombres, y utilizado con un abuso de poder muy grande al cual ellos mismos cuestionaban. El rockero cuestionaba siempre el abuso de poder y fueron quienes justamente lo hicieron.

Foto: gentileza Presidencia de la Cámara de Diputados
Leer también »  Barbi Recanati: Enojo productivo y nuevos espacios
X