DerechosDestacadas

Más mujeres al volante

La aplicación She Conductora es gratuita y nace a partir de una necesidad: la seguridad de las mujeres en la vía pública. Foto: Titi Nicola | CC-BY-SA-4.0
La aplicación She Conductora ya funciona en Santa Fe y busca extenderse a Santo Tomé. Con una flota de 8 mujeres se encuentra marchando por las calles, elegidas por usuarias y usuarios que prefieren la compañía de ellas.

De noche es cuando más solicitudes se registran en la aplicación, según la experiencia santafesina que ahora parece replicarse en las calles de Santo Tomé. Foto: Titi Nicola | CC-BY-SA-4.0

Luego de su paso por la ciudad de Santa Fe en 2017, la aplicación para celulares She Taxi retomó su funcionamiento este año bajo el nombre She Conductora debido a que reúne conductoras tanto de taxis como de remises. Comenzó ahora a operar en Santo Tomé con una flota de 8 conductoras, garantizando que al pedir un taxi o remis quien conduzca sea una mujer. De esta manera buscan otorgar tranquilidad a personas que pueden sentirse incómodas al ser trasladadas por hombres, o que simplemente prefieren la compañía de otras mujeres.

Marina Godoy tiene 38 años, es remisera y madre de dos mujeres y un varón. Se inició en Santo Tomé como una manera de ayudar a las mujeres a unirse a una industria que durante mucho tiempo ha estado dominada por hombres. "She Conductora llega a mí a través de María Eva Juncos, la creadora de esta aplicación. Acá hay dos empresas de remises, hablé con las chicas y a cada una le interesó la propuesta. Queremos ofrecer un servicio más al cliente, donde están todos nuestros datos y pueden conocernos antes de emprender su viaje."

Con un alto nivel de aceptación por parte de las conductoras, usuarias y usuarios, Marina y sus colegas decidieron tomar el control del volante porque “no hay otra opción”. Buscan nuevas estrategias para unificar fuerzas y apuestan a ocupar un lugar clave para brindar una alternativa segura y a la vez que les permita una apertura económica, en una calle donde la demanda de viajes viene en caída. “Estamos trabajando todas juntas, no hay bandera de empresas, queremos seguir así tranquilas, seguras y brindar esto que sabemos hacer”, aseguró la conductora.

Para acceder al servicio de transporte hay que descargar la aplicación que está disponible para iOS y Android, ingresar el lugar de destino y así solicitar el viaje. Cada vez que se pide un móvil se recibe la información detallada de la conductora, su nombre, foto y patente del auto. Quien conduce también recibirá toda esa información sobre su pasajera o pasajero. “Mi turno es diurno. Estoy de lunes a viernes de 6 a 20 y los fines de semana tengo horarios rotativos, trato de tener un día de descanso en la semana”, sintetiza Godoy.

El volante también tiene cara de mujer

María Eva Juncos es la mujer que ideó esta aplicación, una herramienta que supo crecer a medida que lo hacía su demanda. She Conductora existe por una “necesidad de las pasajeras”, definió Juncos y ese fue el motivo por el cual volvió a ganar terreno: funciona nuevamente en la ciudad de Santa Fe y logró instalarse ahora en Santo Tomé. “A diferencia de Santa Fe, la municipalidad de Santo Tomé no tiene disponibles los registros de choferes. Por eso hicimos una cadena de información de chicas que ya están en el servicio y que reconocen a las que se van agregando”, recordó.

En la actualidad, son muy pocas las que realizan este oficio en Santo Tomé. Sin embargo, muchas demuestran encontrarse interesadas y dispuestas a aprender. “Un auto y un carnet con las habilitaciones correspondientes son suficientes para poder ser parte de She Conductora, porque la aplicación es gratuita tanto para las conductoras como para sus usuarios”, destacó Juncos. Además durante el viaje y cinco minutos luego de terminado, posibilita que la pasajera o pasajero participe de un chat con la conductora que la mantiene comunicada ante cualquier problema o inquietud.

Ganar la parada: el cupo

En sus inicios, She Taxi estuvo presente en la capital santafesina desde noviembre de 2017 hasta fines del 2018. Su llegada fue bien recibida por las más de 600 personas que se registraron. Pero las mujeres taxistas fueron desalentadas a utilizarla “quizás por el temor a la competencia o quizás porque algunas empresas quieren acaparar el mercado laboral, que hoy en día está abierto para quién tenga ganas y se encuentre predispuesta a trabajar”, se puede leer en la Fan Page de She Taxi Rosario.

En lo que va del 2019, la aplicación volvió a la ciudad de Santa Fe para brindar la posibilidad de “viajar más seguras, tranquilas, y darle a la gente lo que quiere.”

La gran cantidad de viajes solicitados en la aplicación y que no pudieron ser cumplidos, “evidencia la poca gestión que desde el Estado se lleva a cabo, este escenario es muchísimo peor en el rubro del transporte público de pasajeros de colectivos”, aclara Juncos. Por ese motivo, She Conductora se presenta como un importante emprendimiento laboral que atiende la necesidad de incrementar el cupo femenino en servicios de taxis y remises.

En la ciudad de Santa Fe, la única iniciativa presentada hasta el momento es la de Ignacio Martínez Kerz, quien tuvo la intención de crear en la Municipalidad el Programa de Transporte Público Ellas Conducen, "destinado a fomentar políticas de inclusión de mujeres choferes en los distintos sistemas y subsistemas de transporte público de pasajeros". Sin embargo, el proyecto que procuraba la creación de 30 nuevas licencias para la explotación del servicio y un cupo del 40 por ciento de trabajadoras durante el turno noche, no se discutió por los ediles.

«Quisieron boicotear la app»

“A principio de año sufrí un violento asalto que me llevó a estar una semana internada y 24 horas en terapia intensiva. En ese momento el botón anti pánico en el móvil no funcionó”, relata Georgina Ortiz, una chofer de 34 años. Luego del hecho, María Eva se puso en contacto con ella y le sugiere volver a traer la aplicación a Santa Fe.

Georgina asegura que desde Sociedad Radio Taxi están en contra de She Conductora porque "piensan que les roban viajes o que hacen discriminación contra el hombre". “Ellos tomaron la decisión arbitraria de dejarnos afuera de la radio. Hasta el día de hoy seguimos ‘trabajando de calle’ y con la app. No hubo forma de hacerles entender que hay muchas mujeres, y también hombres, que eligen viajar con mujeres porque se sienten más cómodas y seguras”, concluye.

Leer también »  Intimidan a conductoras de taxis y remises para boicotear su app
X