Violencia machista

Baldomir amenazó a periodistas antes del juicio

El ex boxeador acusado de violar a su hija hizo gestos agresivos antes de el comienzo del proceso judicial. Desde la Asociación de Prensa de Santa Fe expresaron su rechazo a la actitud intimidatoria.
Telefe Santa Fe

Este jueves comenzó el proceso judicial a Carlos Baldomir, quien antes de sentarse en la sala de audiencia hizo gestos amenazantes a les trabajadores de prensa con sus manos recién liberadas de las esposas. 

Por su parte, la Asociación de Prensa de Santa Fe (APSF) expresó: "La APSF rechaza los gestos amenazantes del ex boxeador Carlos "Tata" Baldomir hacia los trabajadores y trabajadoras de prensa presentes en la Sala I del subsuelo de Tribunales, donde se llevaba a cabo esta mañana el juicio oral y público contra el ex campeón del mundo de boxeo".

Al ingresar a la sala, Baldomir hizo distintas señas de forma intimidante, dirigiéndose claramente hacia los periodistas que se encontraban presentes para hacer la cobertura de las instancias del juicio, en la causa que lo tiene imputado por abuso sexual contra una de sus hijas. Ante esto, la APSF reitera su rechazo a estas intimidaciones, se solidariza con los trabajadores y trabajadoras amenazados, y se expresa en defensa del libre ejercicio de la tarea periodística".

El juicio

El tribunal conformado por los jueces Susana Luna (Presidente), Rodolfo Mingarini y Pablo Busaniche decidió que el juicio sea a puertas cerradas, y no oral y público como se especulaba. Por su parte, los fiscales que representan al MPA en el debate son Alejandra Del Río Ayala y Federico Grimberg. En tanto, Nestor Oroño y Alejandro Otte son los abogados de la madre de la víctima quien se constituyó como querellante. El deportista es defendido por los letrados Martín Durando y Gonzalo Fuente.

Las audiencias se desarrollarán entre jueves y viernes y se prevé que presten declaración 14 testigos. El lunes, en tanto, se llevarán a cabo los alegatos. Finalmente, las partes están citadas para el próximo miércoles 31 de julio a las 11 de la mañana para conocer el fallo del tribunal.

El caso

«Los ilícitos comenzaron cuando la víctima estaba en edad escolar y se reiteraron en múltiples oportunidades«, detalló la fiscala de la causa, Alejandra Del Río Ayala. Por su parte, el fiscal Federico Grimberg manifestó que «también abusó de su hija cuando se trasladaba en automóvil con ella. Le pedía que se sentara en el asiento del acompañante y la obligaba a tener conductas de índole sexual». En este sentido, el funcionario del Ministerio Público de la Acusación agregó que «estas agresiones también ocurrieron en reiteradas ocasiones».

Según los funcionarios judiciales, en los veranos de 2012 y 2013, durante el transcurso de las visitas de su hija a la localidad bonaerense, Baldomir «aprovechaba los momentos en los que compartía la cama con la niña o cuando el resto de la familia estaba durmiendo para perpetrar las agresiones sexuales«.

El deportista también fue acusado de abusar de su hija en febrero de 2014 cuando junto a otros familiares concurrieron a una cena en un comedor de la localidad de Sauce Viejo. «Al regresar en automóvil luego de cenar y mientras conducía el hijo del acusado, el imputado se ubicó en el asiento trasero junto a la niña y cometió los ilícitos«, detalló Grimberg.

La causa

La investigación comenzó en octubre de 2016 a raíz de una denuncia realizada por la madre de la víctima en el Centro de Orientación a la Víctima de Violencia Familiar y Sexual de la Unidad Regional I de la policía. Carlos «Tata» Baldomir fue detenido al mes siguiente y se le imputaron los delitos de abuso sexual con acceso carnal calificado (por ser ascendiente de la víctima; por la convivencia preexistente; y por ser la víctima menor de 18 años) y abuso sexual gravemente ultrajante calificado (por ser ascendiente de la víctima; por la convivencia preexistente; y por ser la víctima menor de 18 años).

Un año después, en el 2017 y mientras Baldomir permanecía detenido, los fiscales decidieron ampliarle la imputación. En esa oportunidad, le atribuyeron la autoría del delito de promoción y facilitamiento de la corrupción de menores. Además, se dispuso que el ex boxeador continúe en prisión a la espera del juicio.

Pedido de condena

Los fiscales del caso adelantaron que solicitarán una pena de 20 años de prisión para el acusado. En el mismo sentido, se manifestó Nestor Oroño, abogado de la querella quien confirmó que pedirá la misma sentencia para Baldomir.

La causa contra Carlos Baldomir se inició en 2016 cuando una de las hijas del ex boxeador contó a familiares que fue abusada por su padre en reiteradas ocasiones. Los hechos denunciados habrían ocurrido en el domicilio de Santa Fe, en algunos viajes y en otra casa del deportista en Junín (provincia de Buenos Aires) donde residía hasta ser detenido.

Video: Litus TV
X