DestacadasViolencia machista

Se realizan 77 denuncias por violencia de género cada día

Los datos son de la ciudad de Santa Fe y corresponden a registros provisorios de enero y febrero de 2019. Fueron elaborados por el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec) a través del Registro Único de Violencia contra la Mujer (Ruvim)

La cantidad de registros vinculados a la violencia de género se duplicaron durante el primer bimestre de este año en relación al mismo período de 2018. En promedio hubo 77 denuncias por día en enero y febrero de 2019. Los datos son provisorios y fueron brindados por el Ipec, con información del Ruvim.

En enero y febrero del año pasado se registraron 1.610 y 1.447 denuncias respectivamente. El primer mes de 2019 aumentaron a 2.493: un total de 1.084 fueron las denuncias policiales realizadas por mujeres, hubo 437 pedidos de asistencia médica y 972 de asesoramiento u orientación.

En febrero hubo 2.085 registros de violencias de género de las cuales 842 fueron denuncias policiales, 757 atención médica y 923 pedidos de asesoramiento u orientación. En comparación, durante el primer bimestre de 2018 hubo 3.057 casos, y en 2018 hubo 4.578 dando un aumento de casi el 50 por ciento.

La subsecretaria de Políticas de Género de la provincia, Gabriela Sosa, analizó: "Creemos que hay una relación directa con la visibilidad del tema, lo social y político vinculado a los derechos de las mujeres, y la apelación que se hace al hacer una denuncia, o pedir asesoramiento. Seguramente en el tiempo vamos a poder analizar en el tiempo si efectivamente hay mayores situaciones de violencias o si es un aumento del registro porque lo que tenemos todavía, por el trabajo con mujeres que venimos haciendo, es que por algún motivo no se acercan a pedir asesoramiento, no salen del ámbito doméstico, no llegan al Estado. Preferimos que se acumulen más informes para hacer una lectura más fina y profunda. Si creemos que va aumentando paulatinamente la posibilidad de intervención del Estado a partir de que se acercan las mujeres".

Al ser consultada si actualmente el gobierno provincial está a la altura de esta cantidad de denuncias, Sosa respondió: "Hay un mejor trabajo a nivel territorial. Se multiplican los espacios a los que las mujeres pueden acudir, resultan opciones más cercanas y por lo tanto hay más posibilidades de asistencia. Hace dos años teníamos 15 áreas mujer en toda la provincia y hoy tenemos 130. Se sumarán más en 2019, ahí hay un recurso institucional. Porque una mujer de un lugar rural lejano a un centro urbano importante antes no iba a ningún lado y ahora se puede acercar a la comuna o municipio a pedir asistencia".

Y agregó: "Claramente sigue habiendo una necesidad de fortalecer el presupuesto, vinculado a las necesidades que las mujeres tengan de su autonomía económica, para ubicarlas con mayor fortaleza a la hora de romper relaciones. Es algo en lo que hay que trabajar fuertemente. En el Registro Único de ingresos a Casas de Protección, el 80 por ciento de las mujeres alojadas en la red no contaban con tareas remuneradas, es decir que las realizaban en el interior de su casa sin remuneración. Y más del 70 por ciento no tenían vivienda propia. Entonces, hay temáticas importantes que tienen que ver con el presupuesto".

Ante la pregunta por el presupuesto con el que cuenta la provincia para las mujeres en situaciones de violencia, Sosa dijo: "Es cercano a los 90 millones de pesos. Si uno lo compara con lo que aporta el gobierno nacional por mujer, que son 11,36 pesos según el cálculo de organizaciones como Mumalá, en Santa Fe estaremos alrededor de los 40 por mujer. Cuando hablamos de población total no es la que está en situación de violencia. Ese es el presupuesto de la secretaría, después deberíamos agregar los aportes en salud y de otros ministerios para la asistencia o que incluyen un trabajo hacia la igualdad de varones y mujeres".

Por último, concluyó: "Se deben fortalecer los Estados locales, provinciales y el nacional. Y por otro lado poder pensar la transversalidad de género a la hora de hablar de presupuesto. Es decir, que puedan ser mirados, diseñados con perspectivas de género. En Santa Fe tenemos muchos avances en Educación, en el Ministerio de Trabajo en el sentido que toda la red de centros de cuidado infantil ha potenciado la participación de las mujeres o la doble escolaridad, también colabora a que la mujer realice tareas que teniendo que cuidar a sus niños no las podría llevar adelante y en otros casos también. Y en el caso de Salud también porque tiene que ver con la asistencia física y psicológica. Sigue siendo un desafío pensar los presupuestos de una manera más integral."

 

X