_DestacadasViolencia machista

Prisión perpetua para el femicida de Rosalía Jara

Este lunes en los Tribunales de Vera se leyó la sentencia para Juan Valdéz, que fue considerado culpable por el femicidio de la joven oriunda de Fortín Olmos, desaparecida el 1 de julio de 2017, cuyos restos fueron hallados un año más tarde a la altura del kilómetro 34 de la ruta nacional Nº 98.

Este lunes, Juan Valdéz, de 40 años, fue condenado a prisión perpetua por ser considerado culpable del femicidio de Rosalía Jara, la joven de 19 años oriunda de Fortín Olmos que desapareció el 1° de julio de 2017 y cuyos restos fueron encontrados el 26 de agosto de 2018 a la vera de la ruta Nacional N° 98, a la altura del kilómetro 34.

En un juicio oral y público que se desarrolló en los Tribunales de la ciudad de Vera y que estuvo presidido por el tribunal pluripersonal integrado por los jueces Mauricio Martelossi, Norma Senn y Gonzalo Basualdo, Valdéz fue declarado por unanimidad autor del delito de homicidio doblemente calificado, por la relación y por ser cometido por un hombre contra una mujer y mediando violencia de género, es decir, femicidio.

“El tribunal resolvió condenar al acusado y lo hizo por unanimidad, por la misma calificación que atribuimos desde la Fiscalía e impuso la misma pena que habíamos solicitado en los alegatos”, valoró el fiscal del Ministerio Público de la Acusación (MPA) Gustavo Latorre. “Ahora aguardaremos los fundamentos del fallo para analizar los motivos por los cuales los magistrados resolvieron tal como lo hicieron”, agregó.

El funcionario sostuvo, además, que “la pena impuesta contempla el empleo de violencia física y psicológica que el acusado desplegó en su accionar delictivo. Además, se tuvo en cuenta la relación desigual de poder existente, en la que Valdéz abusó de la vulnerabilidad económica, cultural y social de Jara y de su situación de indefensión”.

Créditos: Agencia de Noticia Eu

Latorre también manifestó que la "sensación es doble, si se puede decir. Por un lado la de haber cumplido con la labor y acá, en esta situación, tengo que agradecer al fiscal que me ha precedido en el cargo que es Martín Gauna Chapero. Es el juicio más importante para la provincia de Santa Fe, en estos momentos por lo menos. Fue un trabajo sumamente desgastante y estamos conformes. Agradecemos, además, a la doctora Carolina Walker y a Matías Pautasso porque hemos hecho un trabajo en conjunto, complementándonos en muchas situaciones y para la Fiscalía ha sido un trabajo muy importante". En las declaraciones brindadas a la Agencia Eu, además adelantó que seguirán las investigaciones sobre el caso por posibles encubrimientos.

Una de las abogadas querellantes, Carolina Walker dijo tras la sentencia: "La verdad que es mucha la emoción. Era lo que esperábamos pero se vivía con mucho nerviosismo y ansiedad este momento. Estábamos convencidos de que la sentencia tenía que ser unánime porque era muy fuerte la prueba que existía. Estamos ansiosos por leer los fundamentos porque nuestro planteo fue muy fuerte en relación a la cuestión de género y la responsabilidad estatal. Nos gustaría saber qué va a decir el Tribunal acerca de todo esto que creemos que es algo que se tiene que contemplar porque así fue pedido en nuestros alegatos. Ahora, vamos a acompañar a la familia que más allá de que es lo que esperaban no deja de ser un momento muy duro para ellos porque es la culminación de una lucha de mucho tiempo y de una lucha muy en soledad más allá del acompañamiento de las organizaciones y de la comunidad de Fortín Olmos".

Leer también »  No hay barbijo que calle el pedido de justicia en Santa Fe

El caso

“La desaparición de Jara ocurrió el sábado 1 de julio de 2017 minutos después de las 22”, recordó Latorre. “La víctima estaba en un bar de la localidad de Fortín Olmos y se fue del lugar cuando recibió una llamada del acusado, quien la estaba esperando en su auto en una garita de colectivos ubicada en la intersección de las calles Santa Fe y Juan Domingo Perón”, aclaró.

Acerca de la relación que unía a la víctima con Valdéz, el funcionario del MPA indicó que “mantenían una relación sentimental”. En tal sentido, explicó que “la noche de la desaparición, se registraron 14 llamadas entre los números de los celulares del acusado y Jara. La víctima le reclamaba el pago de alimentos para la hija que tenían en común”.

Latorre indicó que “la joven subió voluntariamente al vehículo de Valdéz y ambos se retiraron del lugar”. Asimismo, sostuvo que “en el trayecto, el acusado le quitó el celular a la víctima para que el teléfono no emitiera señal y posteriormente le dio muerte mediante un golpe en la cabeza”.

“Tres días después, Valdéz manipuló su propio móvil -con conocimiento de que estaba siendo investigado- antes de que el dispositivo fuera secuestrado por las autoridades policiales”, relató. Al respecto, agregó que “a partir de técnicas de borrado que impiden la recuperación de archivos, eliminó de forma permanente los registros de llamada y de mensajería e información relevante para la causa”.

El hallazgo del cuerpo

El fiscal recordó que “los restos óseos de la víctima y partes de las prendas que vestía la noche de su desaparición fueron encontrados a la altura del kilómetro 34 de la ruta nacional Nº 98”. Agregó que “fueron hallados el domingo 26 de agosto de 2018 por personas que estaban cazando en el lugar” y manifestó que “el Equipo Argentino de Antropología Forense confirmó científicamente que los restos óseos correspondían a Rosalía Jara”.

X