Violencia machista

Un código secreto para víctimas de violencia machista

Proponen carteleras violetas en las plazas
Se trata de una estrategia para poder alertar la situación a través de las farmacias. Comenzará a funcionar a partir del 1 de abril.

Autora: Priscila Pereyra

Las condiciones de aislamiento social obligatorio debido a la pandemia por Covid-19 genera que muchas mujeres y disidencias deban compartir la cuarentena con sus agresores. Es por esto que desde el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la nación se generó una iniciativa en conjunto con la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA).

Consiste en facilitar que las personas en situación de violencias por motivos de género puedan acercarse a la farmacia más cercana de su barrio o llamar a la de confianza y solicitar un "barbijo rojo". A través de este código el personal de la farmacia comprenderá que se trata de una situación de violencia por motivos de género y gestionará una comunicación con la Línea 144, único dispositivo federal de asesoramiento y asistencia integral ante situaciones de violencia por motivos de género en todo el país.

Ante la solicitud de un “barbijo rojo” el personal farmacéutico responderá que aún no tiene el producto y le solicitará algunos datos (nombre, apellido, teléfono, dirección, fecha y tipo de pedido -si es personal o para otro/a-) bajo pretexto de acercárselo en cuanto se encuentre disponible. En el caso que el pedido sea personal, también se podrá tomar nota de los datos de contacto de una persona de su círculo de confianza.

Leer también »  Coronavirus afuera y el agresor en casa

Una vez registrados los datos, desde la farmacia se comunicarán con la Línea 144 a fin de dar a conocer los datos precisos de la persona en situación de violencia y se le brindará asesoramiento en caso de que la persona se vuelva a presentar en la farmacia. En caso que una persona asista a la farmacia con signos físicos o psicológicos visibles de atravesar una situación de violencia por razones de género, el personal de la farmacia se comunicará con la Línea 144 para asesorarse por si la persona recurre nuevamente al comercio.

Al comenzar la llamada, el personal de la farmacia mencionará que se trata de una solicitud de “barbijo rojo”, para que las operadoras de la Línea 144 puedan identificar rápidamente cuál es la situación a abordar. Desde la Línea 144 se contactarán con la persona que refirió estar en una situación de violencia por razones de género, a través del código mencionado. De este modo, desde la Línea 144 se brindará contención, información y asesoramiento.

La Línea 144 funciona las 24hs, los 365 días del año.

La ministra Elizabeth Gómez Alcorta explicando la medida.

X