Destacadas

Rincón: luego de un año reglamentaron el cupo laboral trans

cupo laboral trans
A un año de la aprobación de la ordenanza, esta reglamentación procura garantizar la igualdad de oportunidades laborales de las personas trans y formalizar la situación de empleo precarizado.
Foto: Titi Nicola | CC-BY-SA-4.0

El jueves 11 de abril, finalmente, el Concejo de la Ciudad de San José del Rincón dio a conocer un importante paso para la puesta en vigencia del cupo laboral trans, dando por finalizada su reglamentación.

Un año debió esperar la comunidad trans-travesti de San José del Rincón para que la ordenanza, surgida de una proyecto que había sido ingresado por la concejala María Teresa Facino (PJ), fuera una realidad.

El cupo laboral representa un reclamo histórico del colectivo trans de todo el país, que no escapa de la realidad de les habitantes costeros de Rincón, quienes aguardaban con ansias este paso decisivo a los fines de garantizar la igualdad de oportunidades laborales y formalizar la situación de empleo precarizado.

Según la ordenanza aprobada el 18 de abril de 2018, se dispone el “ingreso de una persona por año en cualquiera de los cargos de la Administración Pública Municipal para designar a personas trans (travestis, transexuales y transgéneros)”, siempre que éstas sean residentes de la ciudad con un mínimo de cinco años. También prevé que para favorecer la inclusión en el ámbito privado local, el estado municipal otorgará beneficios impositivos a determinar por el Ejecutivo, por el término que dure la relación laboral.

Belén Inalbon, Coordinadora del Área de Género y Diversidad Sexual de la Secretaría de Desarrollo Social y Productivo de la Municipalidad de Rincón, consultada sobre qué planes hay para la inserción laboral de la población trans y travesti, dijo: “La incorporación tiene que ver con las distintas formas de ingreso que como Municipalidad hoy existen, más allá del acuerdo que se tenga como gestión, intenta ampliar las posibilidades del ejercicio de un trabajo remunerado”.

Este año, de manera excepcional, el registro va a estar abierto durante todo el mes de mayo, y en cuanto a los requisitos, Inalbon explicó: “Tienen que entregar una copia certificada del DNI, un currículum vitae con la acreditación del nivel de estudio y un certificado de buena conducta”. Además informó que desde el Área de Género y Diversidad Sexual se acompañará a quienes deseen ingresar.

Desafíos y reflexiones urgentes

Desde el colectivo la venimos remando desde hace muchísimo porque la diversidad quiere trabajar, queremos demostrar que somos capaces. Si bien hay muches compañeres que encontraron su labor en el sector privado y celebro esa posibilidad, hay otres que no consiguen acceder al mundo laboral y necesitamos que se respete esa ordenanza porque es una victoria de nuestras organizaciones y de una estrategia política que impulsamos”, sostuvo Fabián Ramírez de la agrupación Putos Peronistas.

El Subsecretario provincial de Políticas de Diversidad Sexual, Esteban Paulón manifestó que esta decisión es un avance como política pública y el cupo como herramienta de reparación de una población castigada a lo largo de los años. “No sólo queremos que las personas trans tengan un ingreso, sino que ese ingreso provenga de un trabajo registrado en condiciones de formalidad con obra social, con aportes, como cualquier trabajo de un trabajador o trabajadora”, sentenció.

Colectivo Trans de la ciudad de San José del Rincón en el Día Internacional de la Visibilidad Transgénero

El cupo reserva un porcentaje mínimo de puestos de trabajos a ser exclusivamente ocupados por las personas travestis y trans, con el fin de promover la igualdad real de oportunidades de empleo. “La ciudad de Santa Fe, por ejemplo, es una de las últimas que aprobó el cupo pero que no se está cumpliendo en su totalidad. Aparentemente hay un proceso de selección más largo y un período de pruebas que puede generar algunas dificultades para el ingreso a un trabajo estable”, aseveró Paulón.

La ciudad de San José del Rincón es la sexta en la provincia que cuenta con cupo laboral trans. Sin embargo, esta población no está exenta de las desigualdades que tienen que afrontar producto de la discriminación, como vivir en condiciones de pobreza, extrema vulnerabilidad y siendo víctimas, en última instancia, de travesticidios, como el caso de Adriana “Cuki” Bonetto, donde el pedido de justicia continúa vigente.

(Trans)experiencias

Sofia Lanche se presenta como una persona que está constantemente en búsqueda de un mejor futuro. “Con 42 años sufrí mucho para llegar a lo que soy hoy. Hace cuatro años dejé de ejercer la prostitución y hace tres que integro el personal eventual de la Municipalidad de Rincón”, contó.

Lo que muches trans reivindican no es sólo la construcción del cuerpo que quieren, sino además, la posibilidad de hacer de sí mismes un sujeto que desean, esto es de configurar su propia historia personal y cotidiana. “Mi primer trabajo fue en un vivero inclusivo, si bien todos las y los compañeros de trabajo fueron muy amables conmigo, en un cierto punto me sentí excluida. No me percibo como una persona que tenga una discapacidad por tener una elección diferente al sexo con el que nací”, recordó.

En épocas de crisis, la salida a la encrucijada la aportan les ayudantes del comedor que trabajan para “alargar la comida” para que ningún niñe se quede con hambre

Sofía reconoce que quien la ayudó a abrir camino en la ciudad fue Fátima Lara Rodriguez, una activista por los Derechos Humanos y Diversidad Sexual de la ciudad de Rosario. “Ella me contagió de sus ganas de salir adelante, de buscar nuevos rumbos y tratar de encontrar mi propio camino. De ahí que comencé a tomar cursos acelerados de cocina y tiempo después obtuve el puesto de ayudante de cocina en el comedor municipal”, contó. Ahora con el anuncio de la reglamentación de la ordenanza, Sofía anhela formalizar su situación de empleo y obtener un contrato.

Así como la identidad de género es una construcción social central en la vida de las personas, las subjetividades tienen una dimensión singular que da cuenta de la existencia de un sujeto que no puede ser relegado de sus derechos. Por lo tanto, las batallas por la igualdad real de oportunidades tienen como principal objetivo establecer relaciones laborales dignas, desde donde producir sentidos, significados y vencer desigualdades.

X