ActivismosDerechos

Primera Marcha de la Gorra en Santa Fe: ellas al frente

La manifestación será desde las 15 en Plaza San Martín (Primera Junta y 1º de Mayo). Tiene como objetivo denunciar toda forma de represión por parte de las fuerzas del Estado. La primera en la ciudad, es organizada principalmente por mujeres de distintas organizaciones barriales.

Por primera vez se realizará en Santa Fe la Marcha de la Gorra. La concentración será este jueves 28 a partir de las 15 frente al Ministerio de Seguridad para luego marchar hacia Plaza de Mayo donde se llevará a cabo un festival cultural. La juventud quiere mostrar su identidad a través de sus trabajos cotidianos en sus distintos espacios piden el acompañamiento de los medios y la participación de los vecinos de la ciudad.

Facebook Marcha de la gorra - Santa Fe

La manifestación tuvo su origen por primera vez en Córdoba en el 2006, replicando con el correr del tiempo la misma modalidad y objetivo en distintas localidades del país. Frente al notorio aumento del accionar de las fuerzas policiales reprimiendo a manifestantes y artistas callejeros, distintos sectores de la población se han organizado para dar pelea a tales reprimendas.

Sofia García, quien forma parte de la comisión organizativa de la Marcha de la Gorra y además se desempeña como coordinadora de Red Puentes, del Movimiento Popular La Dignidad le dijo a Periódicas: “Distintas organizaciones sociales, políticas, culturales y territoriales decidimos organizar en asambleas la Marcha de la Gorra porque entendimos que en nuestra ciudad la situación se estaba volviendo muy crítica sobre todo para las juventudes de los sectores populares, para los pibes y las pibas en situación de calle, pero también para las disidencias”.

Sofía argumentó que "la Marcha no solo tiene como fin visibilizar a un sector de la sociedad que está siendo vulnerado sino además de reclamar el derecho al uso del espacio público como forma de protesta por derechos no respetados. No solo son las personas humildes las que sufren el acoso por parte de la policía sino también las disidencias, quienes ya de por sí toleran miradas inhibidoras, o destrato social, solo por reclamar su lugar: sujetos de derechos. La situación de Santo Tomé con la experiencia de Alexis y Nahuel nos da cuenta de cuánto falta todavía capacitar en perspectiva de género y decontruir socialmente”. Desde la organización sostienen que hubo políticas concretas que habilitaron el uso de las fuerzas. “Lo que viene pasando es que el municipio de la gestión de Corral habilitó en la ciudad la militarización incluyendo en las barriadas, las fuerzas federales”.

Leer también »  "Al calabozo no volvemos nunca más"

Gatillo fácil y el estigma social

Hoy las fuerzas estatales pueden detenerte en la calle por averiguación de antecedentes o simplemente para pedir documentación. La Marcha de la Gorra comprende que el 80% de las situaciones se deben solo por “portación de cara” y no una simple elección al azar. “La realidad es que las estadísticas oficiales a nivel provincial que hay sobre detenciones arbitrarias, las situaciones de gatillo fácil, las torturas, las vejaciones no tienen un correlato con la realidad porque suceden en su mayoría en los sectores más vulnerables de nuestra población y las personas no se animan a denunciar. La familia de Lautaro Saucedo está participando de la comisión organizadora de la marcha. Lautaro fue asesinado por Francisco Olivares, un policía que tenía 35 causas, que estaba ejerciendo su función de forma ilegal porque no podía estar haciendo adicionales vestidos de civil”, argumentó Sofía.

La organización comprende que las políticas de ajustes y de hambre que viene atravesando el país repercute en todos los sectores y en todos los ámbitos: ”Desde la Marcha de la Gorra sostenemos que ese modelo solo puede sostenerse con mayor represión. Y esa represión es en la vida cotidiana de los pibes y las pibas con la criminalización de la pobreza, la segregación espacial con el no acceso a la ciudad, pero también es con la represión a los organizaciones sociales y políticas cuando salimos a manifestarnos por nuestros derechos. Todas esas situaciones son el motivo por el cual se gesta la marcha de la gorra contra la represión policial y contra la violencia institucional”, dijo Sofía. “La Marcha de la Gorra viene a disputar un poco ese sentido, porque entendemos que se necesitan políticas integrales para los pibes, las pibas y las disidencias. Ellos no son un peligro, ellos están en peligro”.

Leer también »  Perspectiva de género en las fuerzas de seguridad
Autora: Titi Nicola | CC-BY-SA-4.0

Una marcha pacífica

La Marcha es una invitación a la deconstrucción y el repensarnos como sociedad, "que legitima que Mariana esté presa por besar a su esposa en la vía pública. Esta organización es completamente pacifica porque tenemos un mensaje que queremos que llegue. Somos las principales interesadas en que esta marcha no tenga incidentes, porque comprendemos que los pibes, las pibas y las disidencias tenemos derechos y queremos ocupar los espacios públicos que nos arrebatan las fuerzas del estado en sus distintos niveles de violencia. Tenemos derecho a mostrar lo que hacemos, lo que amamos, lo que somos y los sueños que tenemos", sostuvo Sofía.

Leer también »  Basta de travesticidios y transfemicidios

El rol de los medios

Para los convocantes de la Marcha estigmatizar a Lautaro también fue producto y complicidad de los medios de comunicación masiva: “Necesitamos que los medios acompañen esta marcha pacífica para que los chicos puedan mostrar su arte a través del rap, de la música, de la pintura, de la poesía. Santa Fe es una ciudad que de una forma mucho más silenciosa criminaliza a los vendedores ambulantes que en medio de un contexto de crisis salen a la calle a inventarse el trabajo porque son parte de la economía popular”, manifiestó Sofía.

Leer también »  Violencia es hacer de la muerte un espectáculo

Ellas se ponen al frente

La organización de la Marcha de la Gorra de Santa Fe la llevan adelante mujeres de distintas agrupaciones barriales. “Como siempre somos las mujeres las que salimos a pechear las ollas, los piquetes y así como lo hicieron las madres contra el paco en el 2012. Las mujeres son las principales interesadas en defender a esos pibes y a esas pibas porque en definitiva son sus hijos, hermanos, sus sobrinos, sus vecinos. Son las mujeres que las que organizan las barriadas, son las compañeras las que llevan adelante los comedores, las copas de leche y los espacios de aprendizaje. Ellas ven como se tortura, como violan y como asesinan a esos pibes. Nosotras ante esa política de represión y muerte, vinimos a proponer la vida, pero el de una vida digna. Si el Estado responde abriéndole paso a las fuerzas represivas y a los negocios que el narcotráfico genera, no hay muchos destinos posibles para nuestros pibes y nuestras pibas. Organizar este encuentro no solo les ha llevado a replantearse qué mensaje dar sino que también se han dado situaciones donde muchas jóvenes se han animado a contar las violaciones que han sufrido por parte de las fuerzas represivas en distintas detenciones. Desde la comisión organizadora denuncian la complejidad que tiene que ver con la trata de personas, todas las vejaciones que sufren las travas y las personas trans en situación de prostitución, donde el Estado ve pero no acciona como debe. Este reclamo viene de los barrios y de la calle”, concluyó la coordinadora de la Red de Puentes del Movimiento Popular La Dignidad.

Leer también »  #8M, la que te paró

X