ActivismosDestacadas

¿Cuántos goles hay que meter para estar en Wikipedia?

Es indiscutible que Argentina respira fútbol, una cultura de potreros, tablones, trapos y domingos con relatos de fondo. Sin repetir y sin soplar podemos nombrar jugadores de alguna liga nacional y encontrarlo en Wikipedia. Ahora... ¿Qué pasa con las mujeres que vienen abriendo la cancha en este deporte?

Autora: Titi Nicola | CC-BY-SA-4.0
Autora: Titi Nicola | CC-BY-SA-4.0

Hablar de Wikipedia es pensar en una puerta de acceso al conocimiento, no hay duda que no sea resuelta al alcance de una búsqueda rápida. Podemos responder de modo veloz que dorsal lleva el último ídolo de sacachispas, recordar los colores de Almagro o ver qué fue de la vida de Marcelo Sarmiento después de la fractura de tibia y peroné en el 15 de Abril.

La versión en español de Wikipedia tiene la segunda mayor cantidad de usuaries después de la Wikipedia en inglés, y en ese caudal de contenido creado por personas de diversos países, menos de un tres por ciento visibiliza a las mujeres futbolistas, estamos hablando de 1200 artículos por sobre 45.000 de hombres.

En el caso de categorías que refieren a nuestro país dentro de la gran enciclopedia, en un total de 6.000 biografías que hablan de chabones con pelota, menos de 100 relatan la trayectoria de mujeres. Inclusive, fue en 2018, con el auge de una selección femenina combativa, que este número empezó a crecer. ¿Y las pioneras?  Bien, gracias.

Y si me pongo fina en exigencias, hay mucho contenido por curar en categorías como Futbolistas de la provincia de Santa Fe, donde pareciera ser que no existen las gambetas de Sofía Chemes en el caucho de la auxiliar del Monumental, los hat-trick de Macarena Sánchez contra Excursio, o los seis campeonatos de Mara "la diez"  Domínguez en la Liga Santafesina con la casaca rojiblanca.

Define como Messi y los nuevos modos de narrarnos

Ahora, el ejercicio de revertir estos números será colaborativo o no será. Wikipedia es un termómetro social, y así como disputamos cada vez más espacios poniendo el cuerpo en las calles, tendremos que asumir esa tarea en el plano digital.

Autora: Titi Nicola | CC-BY-SA-4.0
Autora: Titi Nicola | CC-BY-SA-4.0

Habitar Wikipedia implica redes y tareas que puedan componer una enciclopedia diversa sobre los pilares que representa: no hay mejor construcción de miradas neutrales sin un montón de ángulos desde donde patear los centros. No hay relevancia que no pueda ser discutida sin referencias confiables, lo que en la cancha llamamos: una defensa sólida, tridentes de medios de comunicación que aboguen por miradas feministas, federales e inclusivas.

No hay mayor acompañamiento al camino de la profesionalización de las jugadoras que reconociendo su trayectoria, poniéndole rostro a sus historias, como quien entrena al arquero suplente, de a poquito, esperando el momento de debutar. Hay que llamarlas por su nombre y apellido, no queremos una “Messi” mujer, queremos más Banini  con palmarés cada vez más detallados, queremos nuestra propia gloria y más apartados, como si fueran trapos en la tribuna, hablando de lucha y activismo como Sánchez Jeanney y sus precedentes en la lucha feminista.

¿Cuántos goles hay que meter para estar en Wikipedia? No sé cuantos, probablemente vengan solos cuando logremos el esquema de equipo que necesitamos y entrenemos a la par de quienes hoy referenciamos. Mientras tanto, saquemos del medio cuantas veces sea necesario, porque eso significa que, a pesar de todos los goles en contra, el partido todavía no terminó.

Leer también »  Día de la Futbolista: la historia, el presente y la lucha que sigue
X