_DestacadasViolencia machista

"No se callen", la voz de la sobreviviente de Baldomir

Carlos Baldomir fue declarado autor penalmente responsable de abuso sexual a su propia hija y sentenciado el miércoles pasado a 18 años de prisión. Hoy, la adolescente se expresó públicamente por primera vez: "espero que mi experiencia ayude a otras personas a poder hablar", dijo a Periódicas.

Por unanimidad el tribunal presidido por la jueza Susana Luna, y los jueces Rodolfo Mingarini y Pablo Busaniche condenaron a Carlos Tata Baldomir como autor penalmente responsable del "delito de abuso sexual con acceso carnal calificado por haber sido cometido contra una menor de 18 años de edad, aprovechándose la situación de convivencia preexistente y ser ascendiente de la misma; abuso sexual gravemente ultrajante (reiterados) calificados por ser el imputado ascendiente de la víctima menor de 18 años de edad, siendo estos hechos en concurso real entre sí; concursando –a su vez– idealmente con el delito de promoción a la corrupción de menores de edad agravado", según dice la sentencia. Y por mayoría de votos, le aplicaron al ex campeón mundial de boxeo la pena de 18 años de prisión.

Foto: Titi Nicola | CC-BY-SA-4.0
Leer también »  Caso Baldomir: ¿contra quién pelea un violador?

Esta tarde, la sobreviviente de Baldomir publicó una carta donde se expresó sobre la sentencia. Allí comienza a relatar: "No sé si escribiendo esto es lo mejor, tengo dudas, miedos. Pero si de algo estoy segura es de que necesito hacerlo. El 29 de octubre de 2016 se realiza una denuncia en contra de mi progenitor, ¿por qué le digo así? Porque para mí una persona como él no se merece el título de padre. Pero sin irme del tema, la denuncia se trataba de que Carlos Manuel Baldomir, "el Tata", abusó de mí, de su hija, de la que tendría que haber protegido, cuidado, amado. Muchos sabrán de esto, por medios, por noticias, por comentarios. Pero pocos saben lo que en verdad se siente pasar por algo así, muy pocos se ponen en mi lugar, muy pocos se ponen en el lugar de mi mamá, que gracias a ella, a un estudio jurídico, a los fiscales, a todos los jueces que estuvieron presentes me creyeron, me apoyaron, me cuidaron, e hicieron posible que se haga justicia."

"Después de 2 años y 8 meses, llegó el día de la sentencia. El gran día diría yo, en el cual lo condenan a 18 años de prisión. ¿Qué siento? Alivio, más fuerzas, más ganas de seguir mi vida. No, esto no es algo que se festeja, porque no es lindo, esto no me da felicidad, pero sí tranquilidad de que gracias a mi valentía pude hablar, ¿quién iba a creer que yo me podría enfrentar a una persona como él? Al campeón mundial de boxeo. Pero como dijo mi abogado, 'campeón' empieza con la letra C de culpable", continúa.

Y agrega: "Muchos me dicen que tengo que dar un mensaje, que soy un ejemplo. Si lo soy, por eso escribo esto para que todas aquellas personas que se callaron, y se siguen callando no lo hagan más. No se callen. No es un camino fácil pero tampoco imposible. Este mensaje también va para todas las madres y padres, estén atentos a cada cambio de sus hijos así sea mínimo, muchas veces gritamos en voz baja".

"A mí me queda toda una vida por delante, apenas tengo 17 años, pero hoy empieza mi vida, hoy soy libre, hoy me siento segura. No voy a decir que me siento completa porque así como logré que se haga justicia, en este camino perdí personas muy importantes para mí, no las culpo, cada uno sabe lo que hace y por qué. Yo sé que Dios les va a mostrar a cada persona que me quiso tumbar lo que es pasar poe esto, yo creo en la justicia divina y sé que se está demostrando. Y agradezco que así sea".

Finalmente, describe: "Esto también lo hice pensando en otros niños que me rodean, o me rodeaban. No es justo que ellos tengan que pasar por algo así por una persona enferma que por algo está donde está. Por último me queda agradecer a cada persona que estuvo en este largo camino. Mi familia, amigos, compañeros, a personas que apenas me conocían. Gracias por estar. Su apoyo y compañía fue y será muy importante para mí siempre."

Carta de la sobreviviente de Baldomir

Abuso sexual infantil

La Organización Mundial de la Salud estima que una de cada cinco nenas y uno de cada 13 nenes son abusados sexualmente en la infancia. Y, según datos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, las niñas de más de cinco años son las principales víctimas de abuso sexual y en tres de cada cuatro casos el agresor es un familiar directo o persona de confianza. En la mitad de los casos los agresores viven con las víctimas.

El Ministerio de Educación de Santa Fe reveló a Periódicas que en los 180 días de clases del año pasado detectaron 422 casos de abuso infantil y adolescente en las escuelas gracias a los contenidos de la ley de Educación Sexual Integral. Se trata de casi tres casos detectados al día en escuelas de la provincia. Cabe destacar que el Ministerio Público de la Acusación aún no tiene datos sistematizados de este tipo de delitos, por lo que no se puede conocer a gran escala esta problemática en la provincia.

Según Unicef, el abuso sexual infantil "al tratarse de un campo interdisciplinario, cada definición puede enfatizar uno u otro aspecto, pero todas las definiciones tienen un núcleo común: la obtención de una gratificación sexual por parte de un adulto que toma como objeto a niños, niñas y adolescentes, quienes están imposibilitados de consentir. De igual modo, la existencia de las distintas figuras legales alude a circunstancias, cualidades y características específicas de dichas conductas que pueden estar agravadas por múltiples factores."

Qué dice la ley

El Código Penal Argentino bajo el título “Delitos contra la Integridad Sexual” contempla diversas figuras: abuso sexual simple, abuso sexual calificado, violación (arts. 119 y 120); promover o facilitar la corrupción (art. 125); promover o facilitar la prostitución (art. 127); financiar, ofrecer, comerciar, publicar, facilitar, divulgar o distribuir representaciones de menores dedicados a actividades sexuales explícitas (art. 128); exhibiciones obscenas (art. 129). Además, deben considerarse otros dos artículos correspondientes al título “Delitos contra la Libertad” relacionados con la explotación sexual y la trata: captar, trasladar, recibir o acoger personas con fines de explotación (art. 145 bis y 145 ter).

Determinar cuál es la figura legal que aplica a cada situación es responsabilidad del Servicio de Administración de Justicia. Para la intervención desde otros sectores, las definiciones que provienen del campo académico y de especialistas en la temática resultan más operativas.

Dónde denunciar

Existe una línea telefónica nacional para la atención a víctimas de abuso sexual infantil: 0800-222-1717.

En Santa Fe, se pueden hacer la denuncia en cualquier Centro Territorial de Denuncias (Las Heras 2883, teléfono 4815578 o Aristóbulo del Valle 7404, teléfono 4833446) o en la Comisaría de la Mujer (Lisandro de la Torre 2665, teléfono 4619923).

El Área Mujer y Diversidad Sexual de la municipalidad de la ciudad de Santa Fe funciona en 25 de Mayo 2884, de lunes a viernes de 8 a 20. Los teléfonos son 4571525 y 4571666. También brinda asesoramiento jurídico y contención psicológica. Además, es el lugar al que deben recurrir las mujeres que necesitan abandonar su hogar porque corren peligro ellas y sus hijos, ya que es el nexo con la Casa de Protección Integral para Mujeres.

También se puede denunciar en el Ministerio Público de la Acusación, presentándose en la Unidad de Información y Atención de Víctimas y Denuncias en Urquiza 2463, de lunes a viernes de 8 a 13 y de 15 a 19 (teléfono: 4619930). La Fiscalía Regional de Violencia de Género, Familiar y Sexual funciona en 1º de Mayo 2820/32  de la ciudad de Santa Fe y el teléfono es 4573464.

X